Triunfazo y punta

Por Copa Libertadores, San Lorenzo derrotó a Palmeiras 1 a 0 en el Pedro Bidegain y quedó como único líder en el Grupo F. El único gol lo marcó el juvenil Andrés Herrera.

No la había pasado bien en el primer tiempo San Lorenzo, quizá en el partido más chivo hasta el momento que debió disputar en la fase de grupos de la actual Libertadores. Más allá de que había avisado gracias a un zapatazo de Castellani devuelto por el poste, y a un disparo a colocar de Reniero, lo cierto es que Palmeiras tuvo en la chilena de Moisés el gol que el travesaño le negó, entre otras chances propicias para ponerse en ventaja.

Sin embargo, en la segunda mitad el Ciclón se llevó por delante al Palmeiras y gracias a una patriada del correntino Andrés Herrera encontró el hueco y abrió el marcador. La visita adelantó sus naves y se acercó peligrosamente a las adyacencias de Monetti, no obstante el fondo azulgrana estuvo firme y anuló cada intento del Palmeiras.

Con grandes actuaciones de la columna vertebral integrada por Loaiza y Coloccini, principalmente además del mencionado Herrera, San Lorenzo juntó líneas y se quedó con un triunfo vital de cara a lo que se le viene en la Copa. 

Buen partido del San Lorenzo que dirige el resistido Jorge Almirón a quien hoy no hay nada que reprocharle. Puso el equipo que debía, lo planificó a la perfección y realizó cambios inteligente sobre la marcha y en función del trámite del juego.

Ganó San Lorenzo e ilusiona porque metió más de un pie en la siguiente fase y porque demostró que algún día pudo demostrarle a su gente (y al público en general) que la base va queriendo pese a que el equipo aún siga en formación. Algo es algo, ojalá sea el puntapié inicial ya que el año futbolístico es largo y el Ciclón tiene demasía por delante. Triunfo y punta, alegría y la tranquilidad de que lo mejor estar por venir…

 

 

  • Copa Libertadores, Grupo F, Palmeiras, San Lorenzo