Todo volvió a la normalidad...

San Lorenzo dejó pasar una inmejorable oportunidad de volver a sumar de a tres al igualar con Colón 1 a 1. A la espera del fallo que podría ratificar la quita de seis puntos en la Superliga debido a irregularidades varias, el Ciclón se puso en ventaja desde el arranque con un gol de Blandi pero sobre el cierre de la primera mitad la Pulga Rodríguez empató el juego.  

 

Una de cal y muchas de arena pareciera ser la fórmula de este presente oscuro que parece no querer finalizar jamás. Ni siquiera el hecho de haber golpeado desde el inicio del partido le sirvió a San Lorenzo para hilvanar una mini serie de dos triunfos consecutivos, aún habiéndolo merecido. Hay momentos de mala fortuna, es verdad, pero que sobre tiempo adicionado el torpe de Víctor Salazar salga a cortar y siga de largo (como colectivo lleno) y que Sebastián Torrico no insinúe cortar un centro rasante fue demasiado regalo para que Luis Rodriguez se limite a empujarla a la red. Y ese premio con gusto a donación recibido por el Pulga, a la larga, significó un castigo para el Ciclón que dejó en Santa Fe un triunfo por el cual hizo más que el local.

Pero San Lorenzo viene a los tumbos desde hace tiempo, y esta vez no fue la excepción, más allá de que en boxeo habría ganado en las tarjetas. Protagonista desde el comienzo, con el correr de los minutos se apagó y se obnubiló en la intrascendencia de siempre. Si bien el manejo del balón fue potestad del once de Jorge Almirón, eso sólo no bastó, máxime cuando al traspasar el círculo central todo volvía a empezar hasta llegar al área propia. Sin ideas, sin un líder natural pese a las intenciones de Nicolás Reniero y algún otro, San Lorenzo se enredó en el juego que el pobre Colón le propuso y terminó resignando dos unidades que en los próximos torneos cotizarán en bolsa.

Empate en el Cementerio de los Elefantes ante el más flojo Colón de la última década, reflejo del presente de este San Lorenzo que tampoco tiene manteca para tirar al techo -al contrario- y que con buenos ojos que esta pesadilla denominada Superliga se extinga de una vez por todas.

  • Blandi, Colón, San Lorenzo, Santa Fe