Sin brillo, pero con un corazón de campeón

Analizamos cómo fue el gran rendimiento que tuvo San Lorenzo en los playoffs y en las finales de la Liga Nacional que lo llevó a ganar su quinto título consecutivo en el certamen nacional.
Foto: @CASLABasquet

Luego de la felicidad y el desahogo por el triunfo en el quinto y último juego de las Finales de la LNB, llega el momento del análisis. Con una temporada atípica desarrollada bajo el contexto mundial de la pandemia del COVID-19, los contagios y las diferentes modificaciones que tuvo que vivir el plantel, al Ciclón no se le hizo fácil llegar a las finales y poder coronarse campeón. Observamos en detalle cómo fue el desempeño que tuvo el equipo de Santander en la fase final del torneo y realizamos un balance final de temporada teniendo en cuenta todo lo sucedido a lo largo de esta campaña.

PLAYOFFS: PROMEDIOS POR PARTIDO

  •  Puntos: 83.8
  • Rebotes: 36.9
  • Asistencias: 12.7
  • Robos: 5.2
  • Tapones: 2.3
  • Pérdidas: 11.0
  • Puntos recibidos: 75.4

La postemporada comenzó bien para San Lorenzo, que se iba a imponer cómodamente sobre Instituto de Córdoba en dos juegos y lograba avanzar a las semifinales del certamen. Ambas victorias azulgranas fueron por un amplio margen: 103-76 en el primer punto de la serie y 98-78 en el segundo; y las estadísticas así lo reflejan: 100,5 puntos por partido para el Ciclón comparado a los 77 de los cordobeses; 41.0 a 30 rebotes; 4.5 tapones a 2. José Vildoza, quien terminó siendo el MVP de las Finales, comenzó esta serie anotando su máxima de puntos en esta edición de los playoffs (27) y luego sumó 14 en el segundo encuentro; y estuvo acompañado por el Penka Aguirre (19 y 5), Roberto Acuña (22 y 8) y Nicolás Romano (7 y 24).

Sin embargo, este buen andar se frenaría en el primer juego de la siguiente instancia ante San Martín de Corrientes, que venía de vencer a su clásico rival, Regatas, por 2-1 en los cuartos de final. Con un primer cuarto para el olvido (28-5 a favor de los correntinos), el equipo de Santander iba a sufrir su primera derrota en los playoffs tras caer 73-90 ante San Martín en el juego uno. Pese a esto, el conjunto azulgrana pudo reponerse y ganó los dos siguientes encuentros: 61-89 el segundo y un ajustado 72-69 en el tercero. El equipo mesopotámico no se la hizo nada fácil a los de Boedo; más allá de haber finalizado séptimo en la tabla de posiciones de la fase regular con un récord de 24 victorias y 14 derrotas, San Martín sacó a relucir su buena defensa (fue el segundo equipo que menos puntos recibió por partido en la fase regular con un promedio de 72,1) y le redujo en casi 20 puntos el promedio de anotación que poseía el Ciclón de la fase previa ante Instituto. La diferencia final en las estadísticas colectivas no fue muy grande: 78 a 73.3 en puntos a favor del Ciclón; igualados en rebotes (33 por juego); 11 a 10.7 asistencias a favor de los correntinos; y 1.3 a 0.7 tapones para los de Santander. Pese a los buenos rendimientos individuales de Saiz, Machuca, Acevedo y Solanas en toda la serie, esto no fue suficiente para San Martín que pagó caro su falta de efectividad desde la línea de libres (71.7 a 68.3% de promedio a favor del Ciclón; con un flojo 58.8% en el tercer juego para los correntinos) y le costó frenar a Vildoza, Aguirre y Romano.

Ya en las Finales, había que enfrentarse con Quimsa, equipo que finalizó primero en la tabla de posiciones con un increíble balance de 31 victorias y solo 7 derrotas. Pese al dominio que viene ejerciendo el Ciclón en los úlitmos años, esta serie definitiva ante los santiagueños no lo tenía como favorito debido a varias cuestiones: el irregular comienzo de temporada que habían tenido los de Santander, las dos victorias que había obtenido la Fusión sobre San Lorenzo en la fase regular (78-71 y 88-81) y la eliminación que también le propinó el elenco de Santiago del Estero al de Boedo en el tercer juego de las semifinales de la BCLA 2019/20 por 110-97. Por si faltaba algo más, también había que agregarle la ausencia por lesión de Dar Tucker, que si bien no tuvo una buena temporada podría haber jugado su papel en estas Finales.

Quimsa venía envalentonado: estaba invicto en la postemporada tras vencer en dos juegos a Comunicaciones de Corrientes (84-76 y 90-80) y a Boca Juniors (85-78 y 82-73). Con un Brandon Robinson en nivel MVP (promedió 17,1 puntos en playoffs), el cubano Ismael Romero y su presencia debajo de los tableros tanto en ataque como en defensa, Mauro Cosolito y su liderazgo, Franco Baralle y sus puntos saliendo desde el banco de suplentes y un estilo de juego bien consolidado por el entrenador Sebastián González, los santiagueñostenían muchos argumentos para soñar.

Las claves de las serie estuvieron claras desde el primer enfrentamiento: Quimsa iba a tratar de anotar a través de Robinson (o de Baralle si el norteamericano estaba en el banco) y generalmente utilizaría un quinteto con muchos tiradores para “abrir la cancha” y tener más opciones de tiro exterior cuando el conjunto azulgrana comprimía la zona ante las penetraciones. En defensa, emplearía una defensa individual que se cambiaría a una zonal ante las jugadas de uno contra uno o de pick and roll ejecutadas por Vildoza o Aguirre. San Lorenzo, por su parte, también utilizó una estrategia similar para controlar a Robinson en defensa pero en ataque, a diferencia de los santiagueños, recurriría al uno contra uno en el poste bajo con sus internos (Romano, Hernández o Acuña) cuando no podía anotar a partir de ataques al canasto.

Sin embargo, hubo un factor que hizo la diferencia en la serie: los terceros cuartos de cada juego. En el primer partido, Quimsa ganó 75-68 tras una primera parte sumamente sólida en defensa. En el tercer período, tuvo que batallar y aguantar. San Lorenzo mejoró su imagen ofensiva, levantó sus números y hasta llegó a pasar al frente luego del 35-29 de los primeros 20 minutos. La Fusión pudo aguantar el aluvión, supo cerrar con un 51-49 al frente y
finalmente se quedó con la victoria.

El segundo juego marcó un momento clave en la serie. Los santiagueños volvieron a tener la ventaja en la primera mitad mostrando solvencia atrás y recursos en ataque para estar al frente. Tras el 39-33 las cosas cambiaron por completo. Llegó a extender las cifras a un claro 47-37 pero tuvo cinco minutos fatales que cambiaron el curso del partido e incluso de la serie. El tridente perimetral de San Lorenzo creció como nunca, llovieron los triples, las conexiones, pasajes claves de Aguirre para ganar 26-21 ese periodo, quedar a solo un punto (60-59) y, de ahí en más, iniciar con la remontada. En el tercer juego, nos encontramos con una situación inversa. Un impresionante despliegue ofensivo de San Lorenzo en el primer tiempo, dominando con su 7/17 en triples, facilidades para anotar, ganar en su aro y despacharse con un impresionante 53-31 en solo 20 minutos.  Sin embargo, en la segunda mitad la Fusión mostró otra cara: fue más agresivo atrás, pudo correr y llegó a estar a solo ocho puntos. El Ciclón supo cerrarlo mejor, quedó 69-56 y lo sentenció sin apremios. En el cuarto juego, Quimsa se econtraba nuevamente al frente. En esa ocasión, volvió a aguantar las tormentas de San Lorenzo como en el primer juego. Una primera mitad fabulosa desde lo ofensivo para cerrarla 51-41 con 22 pts de Robinson pero nuevamente encontrarse con situaciones que casi lo hacen tambalear. San Lorenzo mostró mejores facetas ofensivas, supo emparejar casi por completo el partido, los triples llovieron y llegó a estar a solo cinco abajo (73-68), aunque no le alcanzó y la Fusión lo terminó ganando por 7 (83-90).
Por último, en el quinto encuentro nuevamente Quimsa estaba al frente en el marcador. El equipo de Sebastián González fue de mayor a menor en ideas, agresividad defensiva y padeció las mejores versiones de San Lorenzo. Desde su 40-30 yéndose al descanso y hasta alcanzar una máxima de 15 en el amanecer del tercer periodo, a sufrir 28 pts con Vildoza y Fjellerup como figuras y finalmente quedarse con el subcampeonato. En general, podemos
afirmar que el elenco santiagueño generalmente llevó las riendas de la serie pero no supo cómo sentenciar cada juego.

Más allá de esto, prácticamente no se sacaron diferencias en el apartado estadístico: 80.6 a 76 puntos por juego a favor del Ciclón (82.7 a 72.6% en libres; 51.7% en dobles para ambos y 29.9 a 29.3% en triples para los de Boedo); 37.6 a 38.4 rebotes para Quimsa; 11 a 9.4 en asistencias; 2 a 1.8 en tapones y 5.6 a 4.4 robos (todo a favor de los azulgranas). Sin embargo, el que sí supo hacer la diferencia fue José Vildoza, que realizó una gran temporada de principio a fin y se pudo consagrar con el MVP de las Finales. El base cordobés firmó una planilla de 18 puntos, dos rebotes y dos asistencias en 31 minutos en una actuación que le permitió coronarse como el jugador más valioso de la serie definitoria. Pepe fue elegido por 7 de los 16 especialistas que participaron de la votación. Fue una reñida definición por ese reconocimiento individual junto con Nicolás Aguirre, quien celebró su sexto campeonato consecutivo y cosechó seis votos tras su fantástica actuación; Máximo Fjellerup recibió tres votos tras anotar 16 puntos y capturar 10 rebotes en el quinto juego; y Nicolás Romano, que sumó 14 unidades y fue decisivo en un último cuarto en el que anotó 10 de los 14 puntos de su planilla y clavó un triple clave para sentenciar el trámite.
Vildoza fue el máximo anotador de San Lorenzo en los cinco duelos de las Finales y en tres de ellos superó los veinte puntos. El base rubricó un promedio de 20.2 puntos en los cinco juegos ante Quimsa, con una eficacia del 40.2% en tiros de campo y 30.7% en triples. Sumado a esto, también cabe destacar que fue el goleador de San Lorenzo en toda la postemporada, con una media de 17.1 puntos, 2.3 rebotes, 3.4 asistencias y 1.2 robos.

Por último, a modo de conclusión, podemos catalogar a la campaña 2020/21 de San Lorenzo como buena. Pese a las modificaciones que hubo en la estructura de la plantilla (la incorporación de Adrien, Satchell y Montero al principio para tapar huecos, la llegada de los jugadores de México y su adaptación, el arribo de Acuña en reemplazo de Cáffaro), la mala temporada de Dar Tucker y la salida de jugadores clave como Marcos Mata y Luciano González; la expectativa que se tenía en el Ciclón era un poco mayor. El equipo no pudo clasificarse a la definición del Súper 20 (lo terminó ganando Quimsa) y en la BCLA quedó eliminado tempranamente ante San Pablo por 78-75 en cuartos de final en la definición del torneo llevada a cabo en Nicaragua. Si bien se le reconoce a Santander el hecho de haber
transformado a un equipo que contaba con más poder de gol en temporadas anteriores a uno que se formó de “atrás para adelante” (con una mayor vocación defensiva), al conjunto azulgrana le faltó dar la talla y competir un poco más en los otros torneos que disputó además de la Liga.

Más allá de esto, el balance final es positivo y el futuro sigue siendo muy prometedor para un equipo que, pese a todo lo que tuvo que vivir durante esta temporada, sigue siendo uno de los mejores del país y cuenta con un entrenador que, con tiempo, supo demostrar que está a la altura de lo que demanda este proyecto tan ganador que tiene San Lorenzo.

l

Más noticias

Fútbol

Di Santo: "No era para perder, es mas creo que lo tendríamos que haber ganado"

El delantero se mostró preocupado por traerse una derrota de Rosario y sostuvo que San Lorenzo fue más durante los noventa minutos.

Fútbol

Mala pata para Cerutti

Ezequiel Cerutti sufrió su segunda lesión desde su vuelta a San Lorenzo. El parte preliminar es una molestia en el recto anterior de la pierna derecha, aunque mañana se hará estudios para determinar la gravedad.

Fútbol

Otra vez se escapó al final

San Lorenzo tuvo muchas oportunidades que no pudo cambiar por gol y Rosario Central se encontró el tanto de la victoria a falta de cinco minutos en una jugada fortuita. El equipo de Montero cortó una racha de tres sin perder y queda muy lejos en las tablas.

Fútbol

Cambio de último momento para enfrentar a Rosario Central

Paolo Montero sorprendió un metió mano sobre la hora del partido ante el Canalla por la fecha 12 de la Liga Profesional: entra Gordillo y sale Rosané.

l

Lo más leido

" alt="San Lorenzo y los minutos finales: ¿Qué es lo que pasa?">

Fútbol

San Lorenzo y los minutos finales: ¿Qué es lo que pasa?

San Lorenzo y el karma que padece sobre el final de los partidos: En lo que va del año, el conjunto de Boedo recibió 50 goles en los 39 duelos que lleva disputados y 24 de ellos fueron en los segundos tiempos (19 en los últimos 20 minutos), encuentros en los cuales, además, salió victorioso solo en una oportunidad

" alt="Se confirmó el desgarro de Cerutti">

Fútbol

Se confirmó el desgarro de Cerutti

Esta tarde se confirmó la gravedad de la lesión de Ezequiel Cerutti. Finalmente fue un desgarro del recto anterior y estará por lo menos tres semanas afuera de las canchas.

" alt="Árbitro confirmado para recibir a Defensa y Justicia">

Fútbol

Árbitro confirmado para recibir a Defensa y Justicia

La AFA realizó el sorteo de autoridades y el Ciclón ya sabe quién impartirá justicia en el duelo ante el Halcón del próximo domingo.

" alt="Arreceygor dio detalles de cómo será la vuelta del público">

Fútbol

Arreceygor dio detalles de cómo será la vuelta del público

El presidente del club, Horacio Arreceygor, habló esta mañana con Sportia y aclaró cómo será la vuelta de los hinchas del Ciclón al Nuevo Gasómetro. “Trabajamos en una aplicación que presentaremos la semana que viene para que los hinchas se anoten para ir”, dijo.