Rubén Darío Insúa: “Quiero volver a San Lorenzo y ganar la Copa”

A través de la red social Instagram conversamos con Rubén Darío Insúa, emblemático ex jugador y entrenador de San Lorenzo. En la charla repasó su etapa en el club tanto como futbolista como entrenador, dejó en claro que siempre sueña con volver a la institución de la cual es hincha, con un objetivo bien claro: poder levantar otra Copa. También hizo referencia al actual entrenador azulgrana, Mariano Soso.

Rubén Darío Insúa es sinónimo de San Lorenzo, de eso no caben dudas. En la actualidad, el talentoso volante surgido de las inferiores y desde hace varios años director técnico, se encuentra en Manta (Ecuador), ciudad ubicada a unos 200 kilómetros de Guayaquil, una de las zonas más afectadas por el coronavirus. Insúa es entrenador de Portoviejo de aquel país, está pasando la cuarentena junto a su hijo Robertino, otro ex Ciclón, aprovechando para recuperar el tiempo perdido que por cuestiones de trabajo no habían podido tener.

Sobre el recordado campeonato de Primera B, en 1982, y el posterior Ascenso al fútbol mayor, el Gallego recuerda: “Fue un año soñado. Era como jugar un partido por Copa Libertadores o un Mundial, todos los fines de semana. Estadio llenos, una química entre los hinchas y el plantel, muy buena. Con un gran apoyo para los chicos que veníamos de las juveniles, con buenas incorporaciones de River, Boca y de nivel de Selección. Lo pudimos cerrar de la mejor manera con 8 puntos de ventaja y tres fechas antes. El club volvió a renacer en ese momento, había sido muy golpeado cuando la Dictadura Militar decidió quitarle el estadio en Avenida La Plata, pagando un gran costo en la parte institucional y deportiva”.

 

Insúa hizo su podio de aquel torneo en relación al público azulgrana que reventó cada cancha que pudo: “Hubo tres encuentros donde fue impresionante la cantidad de público que había. En cancha de River ante Tigre, en la Bombonera frente a Deportivo Español, donde si ganábamos dábamos la vuelta, pero hubo que esperar una fecha más. Y sin dudas el día con El Porvenir en el estadio de Vélez. La semana previa había sido impresionante, desde que salimos al hotel hasta llegar era una marea de gente, con la particularidad de que fueron mis padres y fue muy especial para mí. Mi mamá no iba a verme nunca y ese día fue, no sabía mucho de fútbol pero la pasó fantástico. En cambio mi viejo sí, él estaba acostumbrado. Pero que haya estado mi vieja tuvo un sabor distinto. Yo sabía que iba a estar en la platea, cuando hice el gol y terminó el partido (ganó San Lorenzo 1-0), lo primero que hice fue acordarme fue de ella”.

 

Luego de una trayectoria exitosa como profesional, Insúa comenzó su etapa como entrenador, y lógicamente lo hizo a inicios de este siglo en el San Lorenzo de sus amores. Por tal motivo, habló de aquel equipo que supo ganar la Copa Sudamericana en el año 2002: “Cuando yo asumí hubo un gran recambio, con una base corta de aquel plantel que había estado con Manuel Pellegrini. El presidente de aquel (Fernando Miele) me pidió que tratara de armar el equipo con muchos jugadores de las inferiores donde se destacaban Pablo Zabaleta y Gonzalo Rodriguez, quienes habían sido sparrings en el Mundial de Corea y Japón. Habíamos hecho pocas incorporaciones, sí llegado muchos préstamos. Durante la pretemporada se me fueron tres jugadores que me hubiese gustado tener como Walter Erviti y Guillermo Franco, y tres días antes de arrancar el campeonato Lucas Pusineri pasó a Independiente”.

 

Sobre su etapa como DT del Ciclón recalcó cuando se dio cuenta de que ese equipo estaba para grandes cosas: “Fue en la quinta fecha con Boca, de visitante. Habíamos hecho un gran encuentro. Íbamos ganando 2-0 y terminamos empatando 2-2. Después del partido nos fuimos con todo mi cuerpo técnico a tomar un café. Faltaba poco para que arrancara la Sudamericana y yo estaba seguro de que uno de los dos torneos lo íbamos a ganar. Luego, por tema de calendario y pese a que nos estaba yendo muy bien en ambos frentes, tuvimos que elegir ente uno y el otro. Por suerte, en ese momento la gente entendió y acompañó nuestra elección: la de ir en busca de otro título internacional”.

Con respecto al recuerdo de la final contra Atlético Nacional (Colombia), el Gallego destacó: “Hicimos una gran planificación previa, llegamos con varios días de anticipación a Colombia, el equipo volaba. Uno nunca sabe cómo puede salir el partido, menos en una final, pero sí sabía que mis jugadores iban a tener respuestas importantes. Mi única duda, que no era desde lo deportivo, era saber cómo estaba de salud Gonzalo Rodríguez quien había tenido unas lineas de fiebre. Cuando le consulté en la previa me dio su visto bueno y al momento del himno lo único que hice fue mirarlo a él, para ver si estaba nervioso. Pero lo noté tranquilo. De la parte táctica, futbolística, física y espiritual nunca tuve dudas porque teníamos jugadores con mucho carácter. El contexto fue muy complejo, y cuando se terminaron por los incidentes algunos no querían volver al terreno de juego. En ese momento, como conductor de grupo tuve que tomar la decisión de decirles que había que volver y terminar el partido. Por suerte me hicieron caso. Para mí fue una muestra de valentía y honrar el escudo y la camiseta, es algo que vivimos en la intimidad, los abracé uno por uno”.

 

Sobre la vuelta en el Pedro Bidegain, el técnico se quedó con varios momentos: “Este dato lo pude chequear, es el partido que más hinchas hubo. Había más gente de la permitida, eran todos hinchas de San Lorenzo. En la previa el barrio era una fiesta, uno caminaba por las calles y se respiraba en el aire lo que pocos días después terminó ocurriendo. Cuando salió el equipo a la cancha sentí lo que nunca en mi vida, ni siquiera el día del ascenso en el 82´. Me puse a mirar las tribunas, hasta que comenzó solo hice eso, mirar el marco que había. Era lo que siempre había soñado, jugar una final en el Nuevo Gasómetro, lleno de publico, con mi familia, sacando a mi viejo que no quiso ir porque estaba muy nervioso, no lo pude convencer. Lo que sentí en ese momento no me ocurrió nunca en mi vida, ni como jugador ni como DT”.

 

Muchos hinchas recordarán aquella camisa color ladrillo que Insúa utilizó a lo largo de la Copa Sudamericana, a lo cual él explicó: “Siempre digo lo mismo, la mejor cábala es jugar mejor que el rival y ganar. Sé que ellos siempre la recuerdan y yo también, todavía la tengo guardada y la utilicé en el campeonato donde ascendimos el año pasado con Portoviejo, algo que no ocurría hace once años”. En una hipotética situación de que alguien se la quiere comprar, la respuesta es clara: “No la vendería, no tiene precio. Y si algún día me la piden para el museo de San Lorenzo, ahí estará”.

Con respecto a la llegada de Mariano Soso y al momento que vive el Ciclón, el DT opinó: “Desde el 2012 a esta parte, el club volvió a tomar fortaleza en la parte institucional. Para mí es lo más importante. Si vos estás bien desde ese aspecto, lo demás llega solo. Ha ganado campeonatos y pudiendo armar buenos plantes. Me gustaría que se le den más oportunidades a los chicos de las divisiones inferiores. El estadio está hermoso, la última vez que fui fue en la despedida del Pipi (Romagnoli) y está muy lindo”. Lo conozco a Soso de manera superficial, lo vi cuando estuvo en Emelec, y en su paso por Gimnasia y Defensa y Justicia, no tanto para dar una opinión definitiva, pero sí puedo decir algo que mi amigo el Turco (Daniel) Ahmed, ex jugador de San Lorenzo, me habló maravillas de él. Habían trabajado juntos en Sporting Cristal, me lo destacó como entrenador y persona, y le deseo mucha suerte”.

Para cerrar el diálogo con San Lorenzo Primero, Rubén Darío Insúa confesó si estuvo cerca (o no) de volver a dirigir a San Lorenzo: “Hubo algunos momentos cuando se estaba buscando entrenador que me enteraba por intermedio de los medios de comunicación que sonaba mi nombre. Pero nunca volví a reunirme con un presidente. En cuanto a mi deseo, quisiera volver a ser entrenador de San Lorenzo. Sé que voy a volver a hacerlo, y cuando eso ocurra mi objetivo principal será intentar ganar la Copa Libertadores como lo hice en su momento en el 2002. No me quiero despedir de la dirección técnica sin ganarla”.

l

Más noticias

Fútbol

Batalla y Cerutti sumaron un título

Los jugadores de San Lorenzo fueron reconocidos por el club al sumar un importante hito en sus vidas. Mirá de qué se trata.

Fútbol

La comparación mundialista de San Lorenzo

Las redes del Ciclón se jactaron por la similitud de uno de los goles en la jornada de la Copa del Mundo con un tanto azulgrana marcado en el encuentro amistoso ante Ituzaingó.

Fútbol

Victoria en el Bidegain y vacaciones confirmadas

San Lorenzo completó la última práctica de fútbol frente a Cañuelas, con victoria azulgrana y buena cosecha de los delanteros del Ciclón.

Institucional

Nueva aprobación en Comisión Directiva

San Lorenzo publicó el resultado de la última reunión de Comisión Directiva y se detallaron los valores del balance 2021/22. Resta la aprobación de la Asamblea de Socios, pactada para diciembre.

l

Lo más leido

El mensaje de despedida de Cristian Zapata en sus redes

Fútbol

El mensaje de despedida de Cristian Zapata en sus redes

El defensor de 36 años le dice adiós al Ciclón tras un ciclo de un año y medio para volver a su tierra natal a causa de razones familiares.

¿Qué significa el avance que anunció San Lorenzo respecto de la vuelta a Boedo?

Institucional

¿Qué significa el avance que anunció San Lorenzo respecto de la vuelta a Boedo?

El club anunció que se llevó a cabo la convocatoria pública para avanzar con la demolición de la estructura del viejo hipermercado. Enterate de todos los detalles.

San Lorenzo pierde una pieza clave

Fútbol

San Lorenzo pierde una pieza clave

Tras el último día de entrenamientos post temporada se conoció la noticia de que Ruben Darío Insua perderá a un titular para el 2023.

El Ciclón ganó y va por la revancha en Boedo

Deportes

El Ciclón ganó y va por la revancha en Boedo

San Lorenzo venció a Barracas en Villa Modelo por 4 a 3 y se forzó que se dispute el tercer partido en el Pando. El domingo se define quien será el finalista.