LNB: el Ciclón sopló en la Feliz y ya está en la Final

San Lorenzo derrotó 89-80 a Quilmes en Mar del Plata y se consagró nuevamente campeón de la Conferencia Sur. Ahora, el Ciclón irá por el bicampeonato frente a Regatas, quien se quedó con la Norte.

Con autoridad y con una marcha arrolladora en los playoffs (6-0), el Ciclón de Julio Lamas volvió a ratificar su poderío y barrió al Cervecero en Mar del Plata. A pesar de que en el primer cuarto Quilmes arrancó dominando el partido con Eric Flor e Iván Basualdo y estableció una máxima ventaja de ocho puntos (14-6), San Lorenzo se encerró en defensa, mejoró el ataque y al poco tiempo puso la casa en orden. Con siete puntos consecutivos de Gabriel Deck y un triple de Nicolás Aguirre, la visita pasó al frente del marcador para cerrar el período 16-14. Aquí fueron claves los libres que consiguió el Ciclón 6/8 y el no haberle chances a los marplatenses desde la línea de penalización. En este período, además, se notó la presencia intimidatoria del Ciclón en la zona pintada donde Mathias Calfani metió dos tapas y Jerome Meyinsse una.

El segundo período inició nada más y nada menos que con cuatro llegadas de San Lorenzo que fueron cuatro triples, dos de Calfani y dos de Santiago Scala. De ese modo, el Ciclón pisó fuerte y se alejó a una decena (28-18). Tras un período de paridad, Quilmes ajustó las marcas y en cierta medida neutralizó el incesante avance azulgrana. No obstante, ambos equipos se fueron al descanso con una victoria parcial de los de Julio Lamas por 43-36.

Los máximos anotadores hasta ese momento habían sido Eric Flor y Luca Vildoza, en el local; Scala y Deck, en el Ciclón, con nueve tantos cada uno. Luego los siguieron Tracy Robinson y Meyinsse con ocho. En los rebotes los números fueron parejos ya que San Lorezo cerró con 22 y Quilmes con 19. En asistencias sí se notó el trabajo en conjunto que viene realizando el Ciclón partido tras partido debido a que terminó con 11, seis más que el rival. La diferencia en el marcador estuvo reflejada en los triples 7/18 para la visita y 5/19 para el local, y también en los libres con 8/10 y 3/4, respectivamente.

En el tercer cuarto, el anfitrión salió decidido a pelear el partido y metió un parcial de 6-0 para quedar abajo de San Lorenzo por la mínima. Pero San Lorenzo no se deseperó y desde los 6,25 metros encontró el goleo. Aunque Quilmes igualó las acciones  mediante dos triples de Enzo Ruiz para empardar el juego en 50, en el Ciclón reaparecieron los tiros desde tercera dimensión (dos de Aguirre y uno de Selem Safar) y el campeón cerró el parcial en 63-55 a su favor. Si bien en libres la diferencia siguió siendo favorable a la visita por cinco, las asistencias se equilibraron un poco con 11 para Quilmes y dos más para los de Boedo.

En el último período, los marplatenses crecieron durante los primeros cinco minutos hasta empatar el encuentro en 67. Sin embargo, sendos triples de Scala volvieron a alejar a San Lorenzo que selló la victoria con una contundente victoria por 89-80.

En cuanto a las estadísticas,l máximo anotador fue Vildoza con 23 puntos, seguido por Aguirre con 19 y Flor con 18. En los rebotes lideró el Ciclón con 43 contra 37, pero el rebotero de la noche estuvo en el perdedor, Basualdo, con 13. En asistencias, también estuvo al frente la visita con 19, cinco más que el local. En triples se emparejó la situación porque los de Lamas anotaron 13, solo uno más que los de Javier Bianchelli, pero donde sí hubo diferencia fue en los libres con 20/22 contra 12/14, respectivamente. En puntos en la pintura, ambos equipos empataron en 26. Otra clave importante estuvo en las anotaciones de la banca: en San Lorenzo fueron 40 puntos y en Quilmes, solo 10.

Con esta victoria, el Ciclón no sólo logró pasar a la final de la Liga Nacional de Basquetbol, en donde lo espera Regatas y cuyo primer partido se jugará el martes en el Polideportivo Roberto Pando, sino que además consiguió la clasificación -nuevamente- a la Liga de las Américas.

Síntesis

Quilmes (80): Luca Vildoza 23, Eric Flor 18, Enzo Ruiz 16, Ivory Clark 3, Ivan Basualdo 10 (FI) Ariel Eslava 0, Maximiliano Maciel 2 y Tracy Robinson 8. DT Javier Bianchelli

San Lorenzo (89): Nicolás Aguirre 19, Alex Pérez 3, Marcos Mata 6, Gabriel Deck 13, Jerome Meyinsse 8 (FI) Santiago Scala 15, Selem Safar 7, Mathias Calfani 10 y Matías Sandes 8.

Parciales: 14-16; 36-43; 55-63; 80-89

Árbitros: Juan Fernández, Diego Rougier y Oscar Brítez

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas

 

l

Más noticias

Fútbol

Segundo día de entrenamiento pensando en Independiente

El Ciclón se prepara para afrontar las dos fechas finales de la Liga Profesional.

Fútbol

Luis Zubeldía anunció que se va de Lanús: ¿Se acerca a Boedo?

El entrenador convocó a una conferencia de prensa donde anunció que se va del club del sur y se convertiría en el candidato N°1 para dirigir a San Lorenzo.

Fútbol

"Ojalá se dé el milagro de entrar en la Copa": ¿Hay chances?

Uvita Fernández declaró tras el partido que el grupo anhela conseguir el objetivo de llegar a la Sudamericana, aunque la incógnita es si hay posibilidades matemáticas de alcanzar el sueño...

Divisiones Formativas

Fernando Berón a un paso de San Lorenzo

El coordinador no seguiría en Independiente y tendría todo encaminado para arribar a Boedo, lugar en el que ya trabajó...

l

Lo más leido

" alt="Un ex San Lorenzo en el Equipo Fantasía de Iniesta">

Fútbol

Un ex San Lorenzo en el Equipo Fantasía de Iniesta

Andrés Iniesta incluyó a un futbolista con pasado en Boedo en su equipo del juego oficial de la liga española.

" alt="El Pando recibirá una velada de boxeo">

Deportes

El Pando recibirá una velada de boxeo

La agencia Chino Maidana Promotions, encabezada por el ex boxeador, organizará una velada en el Polideportivo de Boedo el próximo 10 de diciembre, en donde habrá cinco peleas, y una por el título sudamericano de la categoría wélter.

" alt="Trabajó en un taller y llegó a firmar su primer contrato: la historia de Francisco Rivadeneira">

Fútbol

Trabajó en un taller y llegó a firmar su primer contrato: la historia de Francisco Rivadeneira

El arquero llegó de Tucumán en 2013 para hacer las inferiores en San Lorenzo, vivió en la pensión del club y hasta llegó a trabajar con un familiar por la tarde para poder mantenerse. En las últimas horas firmó su primer contrato profesional en Boedo.