Lautaro López Kaleniuk: “San Lorenzo me formó como persona y me dio todo”

El joven arquero de la Reserva de San Lorenzo habló de su llegada al club, sus sueños y referentes

En diálogo con San Lorenzo Primero, Lautaro López Kaleniuk contó cómo fue su llegada al club en 2014 y cómo transcurrieron sus días en la pensión: “Uno siempre pasa buenos y malos momentos al estar lejos de su familia. Particularmente a mí me pasó que desde el primer día que llegué pase un mal momento con un compañero de aquel entonces y me quise volver a mi casa. Pero se me acercaron varios chicos que también estaban lejos de sus familias y me ayudaron mucho”.

Penal atajado por el campeonato de Reserva ante Racing. 

A sus 19 años, López Kaleniuk tuvo un salto importante en su carrera cuando desde la 7ma División pegó el salto a Reserva. Sin embargo, el juvenil comenzó a entrenar habitualmente con la Primera División desde que estaba Diego Aguirre, allá en 2017. “Soy un agradecido a todos lo que estuvieron y están. Me apoyo mucho en mi familia y mis amigos. Sin dudas San Lorenzo me formó como persona y me dio todo. Además, de hablar todo el tiempo Sebastián Torrico, Fernando Monetti y todo el grupo que trabaja con los arqueros”, admite el juvenil arquero. Es tan buena relación tiene con el Cóndor, que el Campeón de América entrena en doble turno con él. “Seba siempre va dos veces por semana por la tarde al club y cuando estaba en la pensión lo miraba mucho. Un día me vio y me dijo que empiece a entrenar con él. Es un gran referente para mi”, reconoce Lautaro.

Juntos a su padres y sus hermanos, Agostina (16), Thiaggo (11) y Ailen (21), en Tres Isletas, Chaco.

Nacido el 24 de enero de 200, oriundo de Tres Isletas, provincia del Chaco, de padres docentes e hijo de cuatro hermanos, López Kaleniuk sueña con poder afirmarse con la camiseta del Ciclón para poder ayudar a su familia: “Son mi gran sostén, mi viejo me insistió bastante para que termine el secundario. Somos dos varones y dos mujeres”. Ellos están muy pendientes de cada paso que da Lautaro, sin embargo Thiago -el menor de los López Kaleniuk- es su gran seguidor. Su hermano tuvo que ser operado a los dos meses de vida y quedó con una hemiparesia (Debilidad muscular en un lado del cuerpo que puede afectar los brazos, las piernas y los músculos faciales) que le generó una parálisis del lado de derecho de su cuerpo. “Su situación, por suerte, pudo ir mejorando. Juega a la pelota, pero no quiere ser jugador de campo, sino que me dice que quiere atajar como yo”, asegura el portero quien sólo tuvo un par de prácticas con Mariano Soso, al frente del plantel: “Se lo vio como un técnico que tiene claras sus ideas. Pese al poco tiempo de trabajo, tanto él como su cuerpo técnico están en contacto permanente con nosotros”, cerró el arquero.
  • Lautaro López Kaleniuk, Mariano Soso, Reserva, San Lorenzo, Sebastián Torrico