La ingenuidad al palo

San Lorenzo no pudo con Toluca e igualó 1 a 1 en su primer compromiso en el Pedro Bidegain. Ortigoza de penal y Esquivel anotaron los goles del partido.
 
Toda la expectativa depositada en el debut de San Lorenzo como local en la Libertadores, tenía como ingrediente extra un detalle que a la larga influiría en el desarrollo del encuentro: el hecho de jugar con línea de tres en el fondo. No descubro nada si digo que Pablo Guede peca de arriesgado al extremo, lo cierto es que si a esta tendencia osada del DT se la matiza con una defensa que le cede aún más espacios al rival, no hay corazón que resista tantas emociones. 
 
El Ciclón salió a comerse crudo al Toluca, tal como se suponía, y encontró la llave para abrir el partido cuando Ezequiel Cerutti habilitó a Cauteruccio quien fue derribado en él área y el chileno Osses señaló penal. Como siempre, Néstor Ortigoza se encargó del “trámite” y San Lorenzo se puso 1 a 0. Pero cuando parecía que el Ciclón comenzaba a ordenar el partido tras la apertura, el fondo se durmió y Carlos Esquivel dejó la historia como al principio. Dichos en otros términos, el gol duró nada. 
 
La efímera ventaja que apenas pudo celebrar San Lorenzo tuvo que ver con una dificultad que acompañaría a los de Guede durante la etapa inicial: los problemas para repeler los ataques del Toluca. Y esto tuvo que ver con la fragilidad de la última línea. Por eso debió pasar sobresaltos al por mayor, muchos de los cuales podrían haberse evitado. Sin embargo, no puedo caerles exclusivamente a los de abajo ya que en ataque tampoco el Ciclón generó demasiado riesgo para el arco defendido por Talavera. Aunque el portero se revolcó un par de veces, tampoco el asedio fue tanto, justo es reconocerlo. San Lorenzo fue y fue pero abusó de los centros ante la tentación que supone tener a Mauro Matos en el área. Tampoco aportó mucho el toqueteo constante -aunque por momentos empalagosos- de Romagnoli, Bellluschi y Ortigoza. Para colmo, el recurso de los desbordes de Cerutti y Buffarini eran un argumento conocido por los defensores del Toluca y con el correr de los minutos se hicieron cada vez más previsibles e inocuos. 
 
Con este preocupante panorama y la imposibilidad de poder llegar nuevamente al gol, San Lorenzo y Toluca se fueron al descanso igualando en un tanto.
 
Habiéndose consumido la primera mitad, Guede metió mano en el equipo y volvió el esquema a foja cero: adentro Emmanuel Mas, afuera Cerutti. Era lógico, reordenar las piezas en pos de la victoria no era un capricho, era una necesidad. Después de asegurar la retaguardia, San Lorenzo siguió en busca de la ventaja perdida. Matos se la peinó a Cauteruccio quien remató a quemarropa en inmejorable situación. No obstante, encontró respuesta providencial en el pecho de Talavera quien la mandó al córner. De ese tiro de esquina llegó un centro que Mas cabeceó y pasó cerca del poste.
 
Pero que nadie crea que los avances eran monopolizados por San Lorenzo, Toluca tuvo sus chances y Torrico sufrió más de la cuenta cuando salvó un mano a mano frente a Esquivel. El Cóndor, al igual que como contra Huracán, sacó las papas del fuego por los horrores de Paulo Díaz. 
 
San Lorenzo merecía mejor suerte pero la fortuna no estaba de su lado, y eso se notó cuando Mussis reventó el travesaño con un zurdazo desde lejos. 
 
A los 26 del capítulo final, el Ciclón ya había quemado todos sus cambios. Primero había ingresado Barrientos por Romagnoli, luego fue el turno de Villalba por Matos. Más allá de la cuestión estadística, el match permanecía 1-1, Toluca defendía (agazapado) en su propio campo y Talavera ya era la figura de la noche.
 
San Lorenzo necesitaba ganar imperiosamente, el no hacerlo podría complicar sus aspiraciones en un grupo malparido desde su confirmación, y el reloj ya se había transformado en un enemigo más. 
 
Aunque el Ciclón intentó, sus esfuerzos fueron en vano, aquella desatención tras el gol obtenido, le iba a costar mucho más que un gol, lo resignaba a un empate con sabor a derrota.

l

Más noticias

Fútbol

San Lorenzo, próximo a sumar su segundo refuerzo

El Ciclón está cerca a concretar la llegada de un nuevo jugador ¿Refuerzo o proyecto? Diego Calcaterra, llegará libre de Newell´s y podría firmar contrato con el CASLA mañana.

Deportes

Stazzone: "Siempre tuve la idea de retirarme con la camiseta de San Lorenzo"

El capitán azulgrana regresó de Italia, y se sumó al Ciclón para afrontar la segunda etapa del torneo y la Copa Libertadores. ¿Qué dijo en su retorno?

Fútbol

Bruno Pittón: "Me dolió mucho mi salida de San Lorenzo"

El lateral izquierdo con presente en Emelec de Ecuador habló sobre su salida del Ciclón: "Se me trató de líder conflictivo, se me enemistó con la dirigencia y yo siempre me manejé con el respeto de siempre".

Fútbol

"El año que viene podemos tener cuatro competencias y una hay que ganar"

El entrenador de San Lorenzo conversó sobre todos los temas en una entrevista y sorprendió con una frase sobre la próxima temporada: "El año que viene, si hacemos bien las cosas, podemos tener cuatro competencias. Una tenemos que ganar. Si somos inteligentes y tenemos clara la película vamos a tener un gran equipo".

l

Lo más leido

San Lorenzo ya tiene su segundo refuerzo

Fútbol

San Lorenzo ya tiene su segundo refuerzo

Luego de la llegada de Gonzalo Maroni, el Ciclón pudo abrochar su segunda incorporación proveniente de Newell’s Old Boys de Rosario.

El futsal de San Lorenzo con varias novedades

Deportes

El futsal de San Lorenzo con varias novedades

La disciplina del fútbol sala azulgrana tuvo un jueves de confirmaciones en donde abrochó su segunda incorporación y conoció la fecha en la que se disputará la Copa Libertadores.

Caruzzo: “Necesitábamos que llegara el 30 de junio para tener más claridad”

Fútbol

Caruzzo: “Necesitábamos que llegara el 30 de junio para tener más claridad”

El Coordinador de Fútbol Profesional de San Lorenzo habló sobre el difícil mercado de pases que se atraviesa en el club, la situación puntual de algunos jugadores y los juveniles.

Los que dejaron CASLA

Fútbol

Los que dejaron CASLA

Cuatro jugadores dejaron San Lorenzo con el pase en su poder, aunque la dirigencia deberá seguir negociando algunas de las deudas que quedaron en el camino.