Gustavo Gómez: "Argentina está dos pasos adelante que Italia en el coronavirus"

El Presidente de la Peña "Italia Azulgrana" nos atendió en exclusiva desde Roma para hablar de San Lorenzo y de cómo están sobrellevando esta cuarentena obligatoria en aquel país, uno de los que más víctimas fatales tiene por el COVID-19.

Gustavo Gómez es el Presidente de la Peña de San Lorenzo “Italia Azulgrana” y se predispone a atender nuestras consultas en vivo por Instagram. Entra la noche en la golpeada Italia, pasaron un par de minutos de las 7 de la tarde y se escucha a sus hijos, Lorenzo y Martina Casla (no hace falta la aclaración de por qué los nombres) dar vueltas por la casa, en plena cuarentena y quienes por más que la sangre tana les corra por las venas, llevan los colores azulgranas desde chiquitos en la piel.

Gustavo nos cuenta que Italia Azulgrana nace del partido que San Lorenzo jugó ante la Roma en Italia en 2016, donde se acercaron alrededor de 800 cuervos para ver el partido. “Nos organizamos para ver el partido y tener un rato todos juntos después. De esa manera, el 16 de septiembre de ese año quedó oficializada la Peña. Allí conocimos chicos de Bérgamo, Bologna, Mántova, Como y varios lugares más”, cuenta.

Parte de los integrantes de la peña “Italia Azulgrana”

Gustavo no ve a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro desde el 2009, pero fue a Marruecos en 2014 por el Mundial de Clubes y tiene un recuerdo imborrable: “Una noche estaba escuchando una radio de Argentina y anunciaban que ya estaban a la venta las entradas. No lo dudé. Prendí la computadora y saqué las entradas. Al día siguiente saqué hotel y los vuelos. Tuve cierto temor por no saber cómo sería estar solo 6 días en un país que no conocía pero ni bien puse un pie en Marruecos, el aeropuerto estaba lleno de cuervos y se vio reflejado en los 15 mil que éramos en cada partido”.

Más allá de la distancia entre Italia y Argentina y cuando la peña aún no era una idea en su cabeza, Gustavo tuvo un encuentro con otro hincha muy especial de San Lorenzo: El Papa Francisco. “Hacía muy poco había asumido como Papa. El padrino de mi hijo trabaja en un hotel donde duerme gente de la Embajada Argentina. Ese día se dio que dos personas de la delegación asignada para ir a ver al Papa no pudieron asistir, entonces mi compadre me preguntó si quería ir y le dije que sí. Pude hablar un buen rato y hablamos del San Lorenzo de 1946, del que mi viejo me hablaba a mi y el propio Papa menciona cada vez que tiene la oportunidad“.

Gustavo, junto al Papa Francisco.

En este contexto de la pandemia que azota al mundo, hoy se difundió un video desde la cuenta oficial del Departamento de Peñas en donde concientizaban sobre quedarse en casa y ganarle entre todos al coronavirus y Gustavo reconoce que “la iniciativa partió desde el Club y muchos aceptaron en hacer llegar el mensaje a todos los cuervos alrededor del mundo. Nos pareció muy movilizante”.

En cuanto al día a día que vive Roma y todo Italia por el COVID-19, nos cuenta que aún falta para saber el número exacto de infectados y de víctimas fatales y, a la distancia, entiende que “desde Argentina dieron 2 pasos adelante. Hicieron todo a tiempo para detenerlo cuanto antes. Esto se propaga muchísimo y no queda otra que quedarse en casa. Es lo que hay que hacer”. Agregó que “Lombardía es la zona más complicada, tenemos un compañero en Bérgamo (NdeR: Diego) que nos cuenta que saturaron las estructuras de salud y hay mucha gente con síntomas pero los organismos oficiales les dicen que se queden en su casa. Muchos mueren y ni siquiera se los va a buscar porque faltan ataúdes ni lugar para colocar a los muertos”.

Gustavo nos confiesa que desde lo laboral, él se dedica al turismo “y ya cancelamos todo lo que era marzo, abril y mayo. Va a ser un año muy dificil en Italia y en todo el mundo”. Aquí se tardó mucho en tomar conciencia sobre lo que estaba pasando, porque los bares y los restaurantes seguían abiertos y había una vida bastante normal, hasta que hace menos de una semana se decretó que todos debíamos respetar la cuarentena obligatoria. En dos semanas debería empezar a bajar el pico de contagios”. Ojalá así sea y recordá que para que pase eso, hay que quedarse en casa.

 

  • azulgrana, Coronavirus, Italia, Peñas, San Lorenzo