Germán Voboril: "Me hubiese gustado ser más importante en San Lorenzo"

El defensor recordó su paso por San Lorenzo, además de varias anécdotas como la del “Silencio Atroz”, la transferencia a Racing, su pedido para quedarse en la institución de Boedo, entre tantas otras.

Germán Voboril llegó al club a las 12 años y pasó por todas las divisiones juveniles del Ciclón. Le tocó debutar en un partido amistoso ante River en Mar del Plata, y oficialmente lo hizo ante Banfield por el torneo local, ingresando en lugar del Malevo Ferreyra quien sufrió la fractura del malar, cuando finalizaba el primer tiempo. Actualmente integra la plantilla de San Martín de Tucumán, equipo que milita en la Primera Nacional.

A la largo de su estadía en el club, Voboril tuvo muchos entrenadores, de diferentes estilos y características. En su podio coloca a Diego Simeone, a Juan Antonio Pizzi y a Oscar Ruggeri. “El Cholo (Simeone), sin dudas, por su manera de ser y trabajar. Por algo logró y esta alcanzado todo en Europa. Está un escalón por encima del resto. Tenía una metodología de trabajo muy buena, era un adelantado. Hacíamos ejercicios cortos e intensos, que algunos implementan ahora. Él ya los realizaba hace más de diez años atrás. En segundo lugar eligió a Juan Antonio Pizzi, “quien tenía una manera muy similar de trabajo a la del Cholo” En tercer lugar, se queda con el Cabezón Ruggeri que “fue quien me hizo debutar profesionalmente en Primera. Y eso que estoy dejando grandes apellidos afuera, pero me quedo con ellos tres”.

El zurdo lateral que también tuvo un paso exitoso en Godoy Cruz, también mencionó aquella emblemática noche del 8 de mayo del 2008, ante River en Nuñez, y catapultó: “Es difícil expresar en palabras el sentimiento de aquel día. Pasaron cosas muy fuertes, empezando por toda la previa, de lo que se hablaba y tener que ir al Monumental. Por suerte teníamos a Bergessio que nos hizo pasar de fase, je. Teníamos un gran equipo, lamentablemente se nos termina escapando en Ecuador, hubiese sido una linda Copa para poder seguir avanzando”.

La salida de Voboril se dio en agosto del 2014, momento en el cual se disputaba la final de aquella recordada Copa Libertadores. El lateral tenía todo arreglado con Racing para irse, pero su amor por los colores pudo más, por eso contó: “Racing necesitaba que vaya lo antes posible, esto se venia hablando ya una semana previa a la final de vuelta. Todo comenzó después de la ida en Paraguay, el fútbol es así, todo de un día para el otro. Sinceramente no me podía ir hasta después de la final; lo hablé y lo entendieron por suerte. Aguanté una semana más, y posterior al partido y tras haber conseguido el título, en medios de los festejos me tuve que ir porque al otro día me hacían los chequeos médicos”.

Pero no todo fue de color de rosas en San Lorenzo para Voboril: fue parte del plantel que le tocó pelear la Promoción en 2012 y terminó hablando de aquel partido con Newells donde por un momento estuvieron en descenso directo. El entrenador en ese entonces era Ricardo Caruso Lombardi, el protagonista de esta historia que recordó Germán: “Ese vestuario en el entretiempo fue muy duro, el entrenador hizo una arenga muy importante. Personalmente la estaba pasando muy mal, por lo que estábamos peleando y viviendo. No me podía entrar en la cabeza, y sentía que al ser un pibe del club cargaba con eso”. Con respecto a las palabras del entrenador dijo: “Quédense tranquilos muchachos que el partido está ganado, lo vamos a ganar. Tenía eso, de ser muy positivo y temperamental, creo que eso ayudó mucho a que lo diéramos vuelta”.

Para finalizar, y habiendo hecho en repaso de todos sus momentos en San Lorenzo, Voboril aclaró: “Me hubiese gustado ser más importante, tener un rol más preponderante. Poder haber tenido el nivel que tuve después, eso hubiese sido de gran ayuda, para así darle mucho más al club que me vio nacer y me hizo desde las inferiores”. Sobre el hincha azulgrana opinó: “Me tocó vivir de todo en muy poco tiempo, pero lo que más me quedo fue cuando jugamos con Newells y perdiendo 2-0 en el primer tiempo, gente llorando en las tribunas pero la cancha se venía abajo, explotaba. No paraban de cantar, de alentar, y terminamos ganando ese partido. No me preguntes por qué, pero eso tiene la gente de San Lorenzo”, sentenció el defensor.

  • anécdotas, Copa Libertadores, Entrevista, Germán Voboril, Instagram, San Lorenzo