El paso de Néstor Ortigoza por San Lorenzo

Con su vuelta confirmada y a la espera de la firma del contrato, en San Lorenzo Primero hacemos un repaso de cómo fueron las dos etapas que tuvo Ortigoza en el club.

El 4 de febrero de 2011, el entonces presidente de San Lorenzo Carlos Abdo presentaba a los seis refuerzos que había pedido Ramón Díaz para afrontar el Clausura de ese año: Jonathan Ferrari, Giancarlo Carmona, Juan Manuel Salgueiro, Matías Giménez, Pablo Velázquez y el último refuerzo, Néstor Ortigoza, quien se llevó todos los aplausos del público presente. “Quiero venir acá y no ser un jugador que pase desapercibido. Quiero ganarme un nombre en San Lorenzo”, declaró el volante que venía de ser figura e ídolo en el Argentinos Juniors del Bichi Borghi.

Néstor Ortigoza en su presentación como jugador de San Lorenzo.

San Lorenzo desembolsó 2.5 millones de dólares para la llegada de “Jonny”, como lo llaman sus familiares y amigos, la cual generó una gran ilusión en los hinchas. Él había formado uno de los mejores mediocampos de todo el fútbol argentino junto al Pichi Mercier, con quien se volvería a juntar años más tarde en el Ciclón. Sin embargo, ni él ni el equipo tuvieron el rendimiento esperado: San Lorenzo terminó 14° y las malas campañas previas lo acercaban poco a poco a los puestos de descenso.

Ortigoza festejando su primer gol ante Huracán en 2011. Aquella tarde fue victoria del Ciclón por 3 a 0.

En el 2012, el club atravesó uno de los peores momentos de su historia tanto institucional como deportivo. Con la partida de Leo Madelón y la llegada de Ricardo Caruso Lombardi, San Lorenzo logró salvarse del descenso directo, pero debía afrontar la promoción ante Instituto. En el partido de vuelta, Ortigoza tuvo en sus pies la posibilidad de tranquilizar a un Nuevo Gasómetro repleto de hinchas sobrecargados de nervios y, como nos mantuvo acostumbrados a lo largo de su carrera, no falló. “El más difícil fue el de la promoción. Estábamos todos nerviosos, la gente no tenía paciencia y por eso fue el más bravo de todos”, declaró Orti años más tarde.

Si bien San Lorenzo logró salvarse del descenso, el club necesitaba realizar un cambio radical, del cual no se salvó ni Ortigoza. Luego de una temporada y media en la que disputó 49 partidos y marcó dos goles, el volante se iría a préstamo al Emirates Club de los Emiratos Árabes por 400 mil dólares luego de ganar la promoción ante Instituto de Córdoba.

Tras un breve paso por el exótico fútbol asiático, el volante regresó a San Lorenzo para disputar el Torneo Inicial 2013. Paso a paso, Jonny se fue ganando un lugar en el equipo y en el corazón de los hinchas. Luego dos buenas campañas, el club apostó por Juan Antonio Pizzi como entrenador. Con él como técnico y ya con el Pichi Mercier como jugador del Ciclón, el Gordo volvió a tener el nivel que tuvo en Argentinos Juniors y dio una gran muestra de carácter en el empate ante Vélez, que le terminó dando el título.

Juan Antonio Pizzi, el Pichi Mercier y Néstor Ortigoza en los festejos del título de 2013.

Con la inesperada partida de Pizzi, los dirigentes eligieron a Edgardo Bauza para que sea el próximo entrenador de San Lorenzo. Con una base armada y la euforia por haber conseguido el título local, en Boedo sólo podían pensar en una cosa: la Copa Libertadores 2014. Con el Patón como técnico, Ortigoza y Mercier se adaptaron aún mejor a lo que ya habían hecho con Pizzi. Eran los pilares de aquel equipo, y pocos se entendían como ellos dentro del campo de juego.

Ortigoza y Mercier, claves para los títulos de San Lorenzo.

Con la Copa Libertadores en marcha, San Lorenzo encontró el equipo rápidamente, y tras una fase de grupos para el infarto logró la clasificación a los octavos de final. En los mano a mano, la presencia de Ortigoza en el equipo se volvió fundamental. Cuando la pelota quemaba, él era quien se acercaba y la pedía para hacer jugar a sus compañeros. Con las victorias ante Gremio, Cruzeiro y Bolívar, San Lorenzo “sólo” debía ganarle a Nacional de Paraguay para ganar la tan ansiada Copa Libertadores.

Ortigoza y Bauza durante un entrenamiento.

El partido de ida en Paraguay fue casi perfecto para San Lorenzo. Sin embargo, el gol de Nacional en la última jugada del partido llenó de preguntas a los hinchas del Ciclón de cara al partido de vuelta. “Tenía que cortar los entrenamientos antes porque eran un desastre, no dábamos dos pases seguidos”, declaró el Patón Bauza sobre las prácticas previas a la final.

El encuentro en el Nuevo Gasómetro no fue para nada similar a lo que se había mostrado en Paraguay. El equipo, con las bajas de Nacho Piatti y Ángel Correa, no encontraba la forma de llegar al arco rival, hasta que una chilena de Martín Cauteruccio impactó en la mano de un defensor de Nacional. El estadio explotó al grito de “penaaaal” y el árbitro no dudó: penal para San Lorenzo. ¿El encargado? El mismo que convirtió aquel penal en 2012 para mantenernos en Primera, el mismo que sólo había fallado un penal en su carrera, el que tenía todo para entrar en los libros de historia del club: Néstor Ortigoza. “En lo único que pensé fue en que la pelota entre y festejar con la gente”, comentó el Gordo años más tarde. Y, como nos tenía acostumbrados, no falló.

Luego de haber conseguido el título más importante de la historia del club, Orti ya se había ganado los corazones de todo el pueblo azulgrana. Era el referente del plantel dentro y fuera de la cancha y el jugador con el que el hincha se sentía identificado. El próximo gran objetivo era el Mundial de Clubes en diciembre de 2014. En Marruecos, San Lorenzo sufrió para pasar al Auckland City de Nueva Zelanda en semifinales y se encontró con el Real Madrid en la final. Pese a la enorme diferencia de jerarquía, el Ciclón se plantó y realizó un digno partido: fue 0-2 para los españoles con goles de Sergio Ramos y Gareth Bale. Aquel encuentro será recordado para siempre por Ortigoza como el día en el que le ganó en velocidad a Cristiano Ronaldo y lo dejó arrodillado mientras él acariciaba la pelota con la suela de su botín.

Ortigoza y Cristiano Ronaldo en el Mundial de Clubes 2014.

En 2015, el club siguió apostando por Edgardo Bauza y un plantel competitivo para afrontar el torneo local, la Copa Libertadores y la Supercopa ante el River de Gallardo. Sin embargo, en 2015 la racha de títulos se cortaría, a pesar de haber peleado el torneo local hasta el final ante Boca.

El momento exacto en el que Ortigoza cambiaría para siempre la historia de San Lorenzo.

A fines de 2015 y con el subcampeonato del torneo, el Patón Bauza daría un paso al costado y llegaría Pablo Guede como DT de San Lorenzo. El inicio de su ciclo no sería nada fácil, ya que debería enfrentar a Boca en Córdoba por la Supercopa gracias al segundo puesto obtenido el torneo anterior. En el Mario Alberto Kempes, el Ciclón tuvo su final soñada: goleada 4 a 0 a Boca y un nuevo título para el club. Así, Jonny sumaba su tercer título con el club, el último hasta ahora.

Ortigoza, Mussis y Buffarini festejando con la Supercopa.

Con Pablo Guede como DT, Ortigoza fue el pilar del equipo. El entrenador se cansó de llenar de elogios al volante durante toda la temporada, y él no le falló. Los resultados y el rendimiento del equipo eran muy irregulares, pero con la vuelta del Pichi Mercier a la mitad de cancha, San Lorenzo ganó ocho partidos seguidos y se clasificó a la final frente al Lanús de Jorge Almirón. La mala noticia llegó en el último partido previo a la final: Ortigoza se tuvo que retirar lesionado y se perdería la final con el Granate. El equipo sintió la ausencia del Gordo en el mediocampo y se comió un baile histórico: 0-4 ante Lanús en el Monumental.

Orti, figura y capitán del San Lorenzo de Pablo Guede.

Si bien la final perdida fue un golpe duro, San Lorenzo seguía peleando casi todos los torneos que disputaba. La salida inesperada de Pablo Guede fue un golpe duro, pero rápidamente llegó Diego Aguirre para terminar de pulir el equipo que había dejado Guede. Con el uruguayo, el Ciclón volaba dentro de la cancha y mostraba un nivel de juego altísimo. A mediados de 2016, San Lorenzo superó a Banfield en la segunda ronda de la Copa Sudamericana en una llave que se recordará por muchos años por el impresionante nivel que mostró el equipo para dar vuelta la serie en el Nuevo Gasómetro, con Ortigoza siendo figura absoluta del equipo. Sin embargo, las derrotas ante Gimnasia de La Plata por Copa Argentina y Chapecoense en semifinales de la Sudamericana lo habían dejado tambaleando en el cargo y sólo lo mantenía la ilusión de haber clasificado a una nueva Copa Libertadores en 2017.

El vínculo de Ortigoza vencía a mediados de 2017, y hasta el momento no había indicios de una nueva renovación. Con la Copa Libertadores como el principal objetivo, San Lorenzo no tuvo un gran inicio de temporada. Los resultados y el rendimiento del equipo no eran buenos, pero seguía con una mínima chance de clasificar a los octavos de final de la Libertadores, algo que consiguió de manera agónica tras ganarle a Flamengo por 2 a 1 en el Nuevo Gasómetro con un gol de Fernando Belluschi sobre el final del encuentro.

Luego de dos años sin haber pasado la fase de grupos de la Libertadores, San Lorenzo enfrentaría a Lanús por los octavos de final luego del parate de medio año. Sin embargo, Néstor Ortigoza no sería parte del plantel en ese entonces. Al volante se le terminó el contrato y no llegó a un acuerdo con Matías Lammens para la renovación del mismo. ¿Los motivos? La diferencia entre la cantidad de años que pedía el Gordo y ofrecía la dirigencia. Así, Orti se despedía de los hinchas en la victoria de San Lorenzo por 1 a 0 ante Banfield en el Nuevo Gasómetro, en la que él, que no falló ninguno de los que realmente importaban, erró un penal sobre el final del encuentro.

Ortigoza se despidió de los hinchas en la victoria por 1 a 0 ante Banfield en 2017.

Así, el Gordo dejó San Lorenzo con 196 partidos jugados, 19 goles y tres títulos. Luego, pasó por Olimpia de Paraguay, Rosario Central y Estudiantes de Río Cuarto, club que abandonó en las últimas horas para volver al lugar del que nunca debió irse.

l

Más noticias

Fútbol

“Todavía falta muchísimo, pero creo que este es el camino”

El entrenador uruguayo obtuvo su primera victoria como entrenador de San Lorenzo, y en conferencia de prensa, destacó la actitud del equipo en general, puntualizando en algunos futbolistas como Sabella, Flores, Gattoni, Palacios y Ortigoza.

Fútbol

Sabella: "Paolo me pedía que patee al arco"

El autor del único tanto del partido ante Central Córdoba fue elegido la figura del partido y habló acerca de que pretendía Montero de él en el campo en una posición inhabitual pegado a la banda.

Fútbol

San Lorenzo se sacó la espina contra Central Córdoba y sumó de a tres

El Ciclón se sacudió la mufa y venció a Central Córdoba de Santiago del Estero por 1-0 con gol de Alexis Sabella.

Fútbol

¿Cómo llega Central Córdoba al partido con San Lorenzo?

El cuadro de Santiago del Estero, que viene de empatar ante Banfield en el inicio del torneo local, disputó tres amistosos durante la pretemporada y experimentó un mercado de pases movidos con varias altas y bajas.

l

Lo más leido

" alt="Posibles regresos y el enigma del once para visitar a Boca">

Fútbol

Posibles regresos y el enigma del once para visitar a Boca

Gabriel Rojas cumplió la fecha de suspensión y podría retornar al once para el próximo partido, mientras que los Romero aguardan su oportunidad tras no haber concentrado para recibir a Central Córdoba.

" alt="Segunda caída al hilo para el futsal de San Lorenzo">

Futsal

Segunda caída al hilo para el futsal de San Lorenzo

El campeón de América no encuentra el rumbo y, tras caer en el debut ante Independiente, sufrió otra derrota en un nuevo clásico: esta vez, fue 1 a 3 vs Boca.

" alt="Se suman los refuerzos">

Fútbol

Se suman los refuerzos

Augusto Batalla y Cristian Zapata están próximos a sumarse al plantel de Paolo Montero, que de a poco empieza a recuperar soldados. Enterate la situación de cada uno.

" alt="Los Juveniles jugaron una fecha pareja con Huracán">

Divisiones Formativas

Los Juveniles jugaron una fecha pareja con Huracán

Los chicos del Ciclón completaron una nueva jornada del Torneo de AFA: 2 victorias, 2 empates y 2 caídas en los clásicos ante Huracán.