De menor a mayor, el Ciclón se trajo un empate

San Lorenzo igualó 2-2 en su visita a Atlético Tucumán. El equipo dirigido por Diego Monarriz estuvo abajo en el tanteador en dos oportunidades y gracias a su enjundia logró rescatar una igualdad desde el norte de nuestro país. Los goles azulgranas fueron señalados por Ángel Romero y Nicolás Blandi.
Foto: Olé.

No había sido un buen partido el realizado en Tucumán, al contrario, máxime teniendo en cuenta la ya lejana goleada sobre Argentinos Juniors, sin embargo, San Lorenzo disimuló sus errores (y horrores) defensivos para revertir el curso de una historia que pintaba compleja. Y eso que debió remar desde atrás un par de veces, primero cuando Leandro Díaz había puesto al Decano en ventaja, en la etapa inicial, y más tarde tras el 2-1 luego del golazo de Heredia. Pese al empate parcial de Ángel Romero, al Ciclón se le había hecho cuesta arriba y el desequilibrio del local daba la sensación de irremontable.

Pero Erbes se retiró del campo expulsado, San Lorenzo se animó y con la frescura de Julián Palacios y Luis Sequeira -los juveniles ingresados- no sólo consiguió el empate gracias al gol de Nico Blandi, sino que estuvo a un paso de la hazaña.

Buen punto que se trae el Ciclón desde Tucumán, en un partido con altibajos, pero que al menos sirve para sumar además de generar confianza en su entrenador y el equipo de cara al cierre del campeonato este año y a una eventual depuración del plantel.

Empató San Lorenzo y el resultado cierra, aunque con un poco más de fortuna se podía haber traído las tres unidades…