Coco Capria: "Siempre llevaré conmigo los goles a Boca y Flamengo"

El autor de dos de los goles más gritados por el hincha de San Lorenzo en los últimos 20 años, habló en exclusiva con San Lorenzo Primero. Recordó la obtención de la Mercosur y la gesta de las 13 victorias consecutivas: "Es inolvidable". Además, elige a un gol por encima de otro y también habla de un sabor amargo: el Apertura 2003.

Diego Capria es de esos jugadores que representan al hincha de San Lorenzo, y no solo por ser simpatizante confeso del club sino porque con su cabeza y su pie derecho, convirtió dos de los goles más gritados de San Lorenzo en los últimos 20 años y ambos con 5 meses de diferencia.

El Coco se encuentra radicado en Villa General Belgrano junto a su familia, bien cerquita del Frigorífico “San Antonio”, el negocio familiar (lleva ese nombre en honor a su abuelo): distribuye cortes de cordero (pierna y paleta) lechones y asado. “Somos los pioneros de la milanesa de cordero. Teníamos el corte y por suerte viene bien, la distribuímos en todo el país. La milanesa es algo que siempre gusta”, dice Capria vendiendo su producto de cabecera.

Diego "Coco" Capria en la oficina del frigorífico donde trabaja
Coco Capria en su oficina. Foto: La Nación

“Cuando jugás, tenés la cabeza puesta en competir. Al crecer podés hacer cosas distintas y tenés que prepararte, con cursos y todo lo que puedas. El fútbol nos pasó pero no es para toda la vida. Al retirarme incursioné en lo que laburaba mi viejo y hoy vivo de esto”.

El ex marcador central dejó el fútbol en 2006, más precisamente en Quilmes. Pero en julio de 2001 llegó a San Lorenzo que venía de ser campeón con el Ingeniero Pellegrini con 47pts. y siendo récord del país en puntos, algo que hoy ostenta aún el ciclón y Coco recordó con San Lorenzo Primero aquel momento: “Yo llegué desde Belgrano de Córdoba y cumplía un sueño, el que tenía de chico. Me llamó Pablo (Michelini) a quien conocía de Racing, también Bernardo (Romeo) con quien compartí equipo en Estudiantes de La Plata. Se me abrió esa puertita y a nivel corazón no lo dudé. Era profesional pero el sentimiento y el corazón laten de otra forma. Me sentía preparado. Estaba tranquilo cada vez que entraba a la cancha. Después podés rendir a lo que te pide el DT o que las cosas no te salgan. Pero me quedo tranquilo que di todo en las prácticas y en los partidos. En ese momento, Coco se detiene y separa el recuerdo profesional del personal, ya que contarle a toda su familia que iba a cumplir el sueño de su vida no era algo de todos los días: “Mi viejo y mi hermano Ruben son hinchas de San Lorenzo y al comentárselo a mi señora fue algo hermoso. Estuve en un grande como Racing pero nada se compara con jugar en el club donde sos hincha desde chiquito. Mi ídolo era Walter Perazzo y al llegar él dirigía la Reserva de San Lorenzo: ‘me lo crucé y hablamos de mil anécdotas. Fue algo hermoso compartir vestuario con él. Yo de chiquito en el potrero me sentía él”, dijo.

En uno de sus primeros partidos, tuvo la posibilidad de meterse en la historia de San Lorenzo: convirtió el 1-0 ante Boca y le permitió al conjunto de Boedo llegar a las 13 victorias consecutivas gracias a un cabezazo de él, del cual se acuerda perfectamente y a casi 19 años de ese gol, lo revive junto a SLP: “Es muy dificil poder ponerle palabras a ese gol. Estás en el club que sos hincha y se te presenta la oportunidad de hacer un gol que termina siendo histórico y, viéndolo para atrás y desde el sentimiento, lo guardo en lo más profundo de mi corazón. A ese Boca le pegamos un baile bárbaro, nos decían que nos comíamos 3 y fue al revés. Tuvimos el penal del Beto Acosta, lo expulsan a Morel, también a uno de ellos y el gol son momentos que quedan para siempre y me gusta manifestarlo, es de lo más lindo que me pasó en mi carrera”, dice sin titubear.

Hasta el día que me muera lo voy a tener muy presente ese gol a Boca”

El padre de la criatura de lo que fue ese equipo campeón a nivel nacional e internacional fue Manuel Pellegrini, de quien Capria tiene un gratísimo recuerdo: “Manejaba a 30 jugadores con una simpleza tremenda y eso es lo más complejo de todo. Él te demostraba que tu compañero de equipo era un hermano de sangre. Si él te decía algo, lo hacíamos, porque por algo nos lo decía. Demostró su humildad y grandeza creando un compromiso grupal que se demostraba adentro de la cancha“.

Mientras se desarrollaba ese Apertura 2001, el San Lorenzo del récord iba en búsqueda de saldar su propia deuda externa: conseguir el primer título internacional de la historia y hay una fecha que Capria recuerda bien: 16 de octubre de 2001, Nacional de Uruguay ante el equipo del Ingeniero Pellegrini en el Centenario y la inolvidable salvada sobre la línea, también bajo la lluvia, de Morel Rodríguez para pasar de fase y la evolución que tuvo ese equipo durante el torneo: “Aquel cierre de Morel fue fundamental para conseguir la Copa después. Son cosas que te marcan para lo que viene después”. 

“El equipo anduvo bien y había grandes jugadores: Pipi Romagnoli tuvo una condición humana dentro del manejo del equipo que nos permitía descansar en él, junto a Erviti, Franco, también Pusineri, Pipa Estévez, el propio Beto y Berni Romeo”, recuerda y sigue: “A Corinthians en la semifinal lo arrasamos. Teníamos que buscar el resultado (NdeR: 2-1 perdió en la ida) pero era increíble la dinámica que teníamos. Estábamos con mucha confianza y se notaba”.

Y llegaba Flamengo en la final, el partido más importante para ese grupo: “Nadie creía en Manuel ni en nosotros e hicimos un enorme torneo. Lo podríamos haber perdido pero tuvimos 3 contras para ganarlo pero el 0-0 final estuvo bien. El equipo estaba absolutamente compenetrado y consciente de lo que jugaba. Todos. Desde los que estábamos en la cancha como los utileros, los masajistas, todos teníamos la idea de jugar bien y estar seguros de lo que pretendíamos”.

El 19 de diciembre de 2001 era el día indicado para la revancha, pero el contexto sociopolítico-económico de Argentina, con Estado de Sitio declarado, no permitió que el partido se desarrolle. El plantel estaba concentrado y la gente, a pesar de todo, iba llegando al estadio hasta que se confirmó la suspensión: Capria recuerda esas horas trágicas en el país y de incertidumbre total para ese grupo de futbolistas: “Nosotros queríamos jugar, teníamos la oportunidad más linda del mundo, pero el país volaba por el aire. Queríamos ganar esa copa pero con el decreto del Estado de Sitio fue una amargura muy grande. Pero nos fuimos de vacaciones y tuvimos un plan de trabajo abocado meramente para la final, preparamos todo para un partido, para esa final con Flamengo y eso después nos pasó factura para el torneo y la Libertadores después. Sabíamos lo que nos jugábamos. Era fundamental para el club y de ganarlo, hacíamos historia. Fue enorme la predisposición grupal para esos 90 minutos. Teníamos la seguridad que se conseguía el objetivo”.

El día llegó. 24 de enero de 2001 y el Bajo Flores era una fiesta. La gente desde temprano se acercaba al Pedro Bidegain para vivir una noche que pintaba ser histórica y más allá del resultado final, hay algo inolvidable para el Coco de esa tarde/noche: tener que ir en micro desde la concentración de abajo de la popular hasta el vestuario (habrá 150mts. de distancia) por el desborde de gente que había ante la expectativa: “Fue una locura hermosa. No podíamos pasar de la gente que había. El micro se movía. Es algo que hablo muchas veces con el Beto Acosta: ‘no teníamos celulares como ahora para grabarlo y dárselo a tus hijos para que vean algo que su padre vivió en primera persona’. Sabiendo la pasión azulgrana que le corre por las venas, no cambia por nada sentir y vivir eso como jugador en vez de ponerse en el lugar del hincha desaforado que alienta a sus ídolos: “Fue una de las cosas más lindas de mi carrera. Cuando quedan cosas muy marcadas a nivel sanguíneo es dificil de olvidarla y cambiarla”.

Tras los 90 minutos y el empate 1-1, todo se definió en los penales y como le dijeron varios de sus compañeros, el marcador central de ese equipo tuvo en sus pies una bomba atómica y así lo recuerda: “Fue todo un drama. La entrada de la gente que lo hace más emotivo aún y agarrar esa pelota con todo lo que significaba para mi, es hasta el día de hoy que no me lo olvidaré nunca. Yo estaba muy tranquilo, seguro. Venían Michelini y Ameli a hablarme pero estaba confiado. Mi señora y mi viejo no querían mirar el penal en la platea. Se dio así y soy un agradecido eterno a ese momento”.

San Lorenzo Primero le propuso un juego al Coco Capria: que elija con qué gol y momento se queda: ¿El gol a Boca o el penal en la Mercosur? Acá la respuesta:

“El de Boca es el gol soñado pero soy un afortunado de poder ser quien patea el penal de la Mercosur. Inolvidable”, sentencia.

Por último, recordamos el Apertura 2003 que se le escapa a San Lorenzo ante Boca, ya con Gorosito en el banco de suplentes como DT: “Pipo es muy parecido a Manuel en lo táctico y en la simpleza. No tengo dudas que perdemos el torneo en cancha de Boca. Me echan a mi, a Morel y le anulan un gol a Pablo (Michelini). Y el hecho de no pedir cambiar de día el partido mientras se nos iban chicos a la Sub 20 nos marcó. Dentro de esa estructura eran fundamentales y se podría haber pasado. Ojo, tampoco ganamos y de haber sucedido o campeonar esto era anecdótico, pero son cosas que te marcan, no tengo dudas”, cerró.

 

Repasá la entrevista completa con el Coco Capria en nuestro canal de Youtube:

l

Más noticias

Fútbol

Batalla y Cerutti sumaron un título

Los jugadores de San Lorenzo fueron reconocidos por el club al sumar un importante hito en sus vidas. Mirá de qué se trata.

Fútbol

La comparación mundialista de San Lorenzo

Las redes del Ciclón se jactaron por la similitud de uno de los goles en la jornada de la Copa del Mundo con un tanto azulgrana marcado en el encuentro amistoso ante Ituzaingó.

Fútbol

Victoria en el Bidegain y vacaciones confirmadas

San Lorenzo completó la última práctica de fútbol frente a Cañuelas, con victoria azulgrana y buena cosecha de los delanteros del Ciclón.

Institucional

Nueva aprobación en Comisión Directiva

San Lorenzo publicó el resultado de la última reunión de Comisión Directiva y se detallaron los valores del balance 2021/22. Resta la aprobación de la Asamblea de Socios, pactada para diciembre.

l

Lo más leido

El mensaje de despedida de Cristian Zapata en sus redes

Fútbol

El mensaje de despedida de Cristian Zapata en sus redes

El defensor de 36 años le dice adiós al Ciclón tras un ciclo de un año y medio para volver a su tierra natal a causa de razones familiares.

¿Qué significa el avance que anunció San Lorenzo respecto de la vuelta a Boedo?

Institucional

¿Qué significa el avance que anunció San Lorenzo respecto de la vuelta a Boedo?

El club anunció que se llevó a cabo la convocatoria pública para avanzar con la demolición de la estructura del viejo hipermercado. Enterate de todos los detalles.

San Lorenzo pierde una pieza clave

Fútbol

San Lorenzo pierde una pieza clave

Tras el último día de entrenamientos post temporada se conoció la noticia de que Ruben Darío Insua perderá a un titular para el 2023.

El Ciclón ganó y va por la revancha en Boedo

Deportes

El Ciclón ganó y va por la revancha en Boedo

San Lorenzo venció a Barracas en Villa Modelo por 4 a 3 y se forzó que se dispute el tercer partido en el Pando. El domingo se define quien será el finalista.