Bazán: "A principios de año, todo el estadio estaba en condiciones"

Carlos Bazán, director de la empresa Astori, dialogó con “La Cuervería”, AM 970 Radio Génesis, en relación a la rotura de la viga transversal que sostiene la infraestructura de la cabecera local. El responsable de la empresa constructora que realizó el estadio Pedro Bidegain aseguró que “a principio de año el club nos solicitó un informe. Dimos una recorrida por las zonas del estadio para dejar constancia de que todo estaba en condiciones”.

Además de ser el directivo de la firma constructora del Nuevo Gasómetro, Carlos Bazán es hincha de San Lorenzo y trabajó en la construcción del estadio. “Llevó treinta años trabajando en la firma y además fui parte de la construcción del Bidegain En el tiempo que se licitó y cuando comenzaron las obras, estuve con el armado para ver cómo se estaba haciendo el nuevo estadio. Tenía las dos partes involucradas: la laboral y la emocional, por ser hincha del Ciclón”, admitió emocionado por ser parte de la gesta que levantó los cimientos del Pedro Bidegain.

Sobre la inspección del último martes donde se detectó la fisura en una de las vigas superiores de la popular local y provocó la clausura de la tribuna local, Bazán reconoció que “inmediatamente que se detectó el problema en la estructura de una viga, por parte del club, Pablo Coronel se comunicó con nosotros y actuamos en consecuencia. Ni bien nos enteramos, fuimos a verlo con nuestros propios ojos. Los ingenieros evaluaron en qué consistía el daño pero aún no se puede descifrar cuál ha sido el origen”.

A la hora de buscar motivos que generaron esta falla en la construcción, el director de Astori afirmó: “Es prematuro incurrir en una sola causa, una de las causas puede ser que la tribuna oscila por el movimiento propio que genera el simpatizante al saltar; entonces produce una vibración y evidentemente la cantidad de gente que alberga puede haber sido un factor”, argumentó Bazán, quien agregó: “Esto no es algo que haya aparecido instantáneamente, esto es una serie de motivos que se acumularon a lo largo del tiempo”.

Sin embargo, Bazán se mostró sorprendido por lo ocurrido en la popular local: “Esto es totalmente inesperado, no debe de ocurrir en una estructura normal. En cualquier estructura pueden sobrevenir problemas pero acá aparecieron después de 25 años. La causa no la podemos determinar fehacientemente. Estructuralmente, la tribuna no tiene problemas estando vacía. Desde ya no puede que no puede alojar gente en la franja que esta sobre esa viga”, completó.

El percance originado en la popular local alertó a San Lorenzo, a los organismos de seguridad como así también a la empresa. Bazán convino que (más allá de lo detectado) otros sectores podrían estar en la misma situación. Por lo tanto, además de la refacción de la viga, Astori realizará una inspección exhaustiva del resto del estadio. “Hay que hacer un recorrido por otros sectores, ver cómo están otros apoyos y ver lo que ha pasado. No es un problema de cálculo dimensional, la parte interna está correcta”. Bazán sostuvo que las vibraciones provocaron el movimiento de otras partes de la cabecera: “La estructura quieta no tiene problemas, en cambio con el peso hace un efecto de lima. En la parte más alta de la popular entre la pared y el piso hay un desplazamiento de la estructura”, completó.

“A principio de año el club nos solicitó un informe. Por eso, dimos una recorrida por las zonas del estadio para dejar constancia de que todo estaba en condiciones. En este caso, reforzar el apoyo y reconstruir el hormigón dañado, puede llevar 20 a 30 días, tiempo suficiente para que en el receso del fútbol pueda realizarse la obra”, finalizó el director de Astori.