A un año de que la obsesión se convirtiera en realidad...

¡Cómo pasa el tiempo, gente! Todavía siento la emoción incontrastable del penal más festejado en la historia del fútbol mundial. No exagero, cuervo, para mí es así y lo va a ser por el resto de los días. Allá va Ortigoza rumbo el balón, la gente paralizada en un Bidegain donde no cabe ni medio alfiler. El Gordo que se frena y ajusticia a la red desatando la alegría de la hinchada del Ciclón. No importa que el que esté a mi lado sea un desconocido, ¿qué más da? Me abrazo con todo ser vivo que tengo a mi alcance, comenzando por mis hijos que jamás sabrán lo que es padecer una sequía de más de cuarenta años sin esta caprichosa Copa. Lo vivo, lo siento, lo recuerdo y lo puedo repetir a diario, como todos, por eso hoy no lo tomo como un día más. Hoy es el día.

Ya pasó un año de la obtención del título más importante en la historia de San Lorenzo de Almagro: la Copa Libertadores de América. Fue un logro que se hizo desear por más de 50 años, más precisamente desde aquella primera edición disputada en 1960. En esa oportunidad hubo tan sólo siete participantes y fueron Bahía (Brasil), Jorge Wilstermann (Bolivia), Millonarios (Colombia), Olimpia (Paraguay), Peñarol (Uruguay), Universidad de Chile (Chile) y justamente San Lorenzo el representante argentino tras la conquista del título del 59. Venezuela, Perú y Ecuador no asistieron a la competencia. Paradójicamente y a pesar de la escasez de equipos, San Lorenzo despreció esto novedoso torneo y quedó en el camino en instancias de semifinales a manos de Peñarol. Tras haber igualado en Montevideo (1-1) y en el estadio de Huracán, sin goles, el entonces presidente del Ciclón Alberto Bove, vendió la localía al Carbonero y el definitivo encuentro se trasladó al Centenario. La historia es por demás conocida: Peñarol ganó 2 a 1 (tantos del goleador histórico de la Libertadores, Alberto Spencer). El “Nene” Sanfilippo había igualado transitoriamente. Luego el elenco uruguayo se transformaría en el primer campeón continental.

Como un castigo divino por la negligencia dirigencial de aquel momento, San Lorenzo nunca más coqueteó con la Copa. De hecho, tan sólo accedió a semis en 1973, 1988 hasta el 13 de agosto de 2014.

Por eso es que la procesión santa se vivió como pocas veces para el soberano pueblo de Boedo. Fueron años y años de gastes y cargadas de algunos que tienen espalda para hacerlo pero que no por eso se aceptaron de buena gana. Lo peor fue el chapeo de equipos de barrio que tuvieron una ráfaga de fortuna en su limitada historia y que aprovecharon cada vez que pudieron, echar en cara su conquista continental. Quizá por eso, tal vez por la deuda pendiente –casi enquistada- que el final del partido ante los paraguayos, se hizo sentir como un desahogo, un alivio que redimía a la historia y que se congraciaba con San Lorenzo.

Torrico, Buffarini, Cetto, Gentiletti, Mas, Mercier, Ortigoza, Villalba, Romagnoli, Matos, Cauteruccio fue el once que puso en cancha Edgardo Bauza y saldrán de la memoria cuando cualquier sanlorencista rememore esta intachable fecha. Luego ingresarían Kannemann, Verón y Kalinski para cerrar el capítulo más feliz de los 107 años en la historia del club, San Lorenzo campeón de la Copa Libertadores. Nadie jamás se olvidará de la magia de Piatti ni de los goles de Correa, ni del resto del plantel. Todos ya forman parte de un éxito desmedidamente incomparable de los que hasta ahora engalanan las vitrinas. Se hizo desear, pero finalmente se logró. Ya transcurrió un año desde este hito que le puso un paño de justicia a la cuestión. ¡Salud, campeones!

l

Más noticias

Fútbol

Di Santo: "La culpa es de todos; no hay que responsabilizar a personas puntuales"

El delantero de San Lorenzo habló tras la derrota en el clásico con mucho enojo luego de que se diera a entender que la culpa era de algunos y bajó un mensaje de unión en el grupo.

Fútbol

Derrota en el clásico en el debut de la dupla interina

San Lorenzo cayó 2-1 ante Huracán de visitante en lo que fue el primer partido de José Di Leo y Diego Monarriz al mando del primer equipo.

Fútbol

¿Cómo llega Huracán al clásico?

El Globo viene entonado después de ganar cuatro de los últimos cinco partidos, y necesita la victoria para arrimarse a los puestos de clasificación a Sudamericana.

Fútbol

Historias entre San Lorenzo y Huracán

El Ciclón y el Globo se verán las caras esta tarde a partir de las 18 en Parque Patricios por la décimo octava fecha de la Liga Profesional. Repasá los antecedentes más destacados entre ambos.

l

Lo más leido

" alt="¿Qué le queda a San Lorenzo de cara al final?">

Fútbol

¿Qué le queda a San Lorenzo de cara al final?

El Ciclón debe jugar siete partidos más previo al final del torneo y buscará culminar el certamen de la mejor manera.

" alt="Inscripciones abiertas para alentar al Ciclón contra Godoy Cruz">

Fútbol

Inscripciones abiertas para alentar al Ciclón contra Godoy Cruz

Los socios y socias que quieran ir el próximo domingo a las 15:45 Horas al Nuevo Gasómetro frente a Godoy Cruz, tienen tiempo hasta el miércoles a la noche de inscribirse por la web del club.

" alt="Si siguen los interinos, ¿Quiénes pueden ser los candidatos en diciembre?">

Fútbol

Si siguen los interinos, ¿Quiénes pueden ser los candidatos en diciembre?

Sin nombres firmes a la vista, y con los entrenadores interinos trabajando, San Lorenzo se plantea la posibilidad de completar la Liga Profesional con Diego Monarriz y José Di Leo para barajar opciones a fin de año: ¿Quiénes pueden ser?

" alt="Carlos Netto se hará cargo de la Reserva durante el interinato de Diego Monarriz">

Divisiones Formativas

Carlos Netto se hará cargo de la Reserva durante el interinato de Diego Monarriz

El campeón con San Lorenzo del Clausura 1995 será el entrenador de la Reserva mientras Diego Monarriz comanda interinamente la Primera.