San Lorenzo volvió a la victoria

Luego de la derrota sufrida el lunes ante Hispano, San Lorenzo se recompuso y venció a Obras 106-94 como local.

El Ciclón continúa invicto como local en los ochos juegos que se han disputado de la Liga Nacional. Este jueves por la noche volvió a demostrar porqué es muy difícil de vencerlo en Boedo para sus rivales y superó con comodidad a un rival duro como es Obras.

Los parciales del encuentro fueron 26-16, 26-21, 25-25 y 29-32. A los dirigidos por Facundo Muller les bastó con un muy buen primer cuarto; pudiendo correr la cancha en varias ocasiones, plantando una defensa dura y siendo efectivos en ataque, para poder sobrellevar el desarrollo del partido con una diferencia de 10 o más puntos en el marcador.

A partir de allí, los Cuervos supieron administrar la ventaja con inteligencia y pudieron contener a un visitante que no tuvo la mejor de sus noches y que dependió mucho de lo que pudiera aportar en ofensiva su mejor jugador, Fernando Zurbriggen. El escolta fue el máximo anotador de su equipo con 21 puntos y el encargado de tomar las decisiones en cada una de las ofensivas, ya sea anotando o asistiendo a sus compañeros. Más allá de esto, quienes también aportaron lo suyo en el Rockero fueron el base Pedro Barral (17 puntos) y el pivot Louis Raven Barber (16 unidades y cinco rebotes). Otro que tuvo un buen desempeño saliendo desde el banco de suplentes fue el otro hermano Zurbriggen, Alejandro; anotó 15 puntos, atrapó cinco rebotes y repartió tres asistencias y siempre se mostró como la alternativa para anotar cuando Fernando era contenido de buena forma por los azulgranas.

Por su parte, los de Boedo tuvieron un nivel de anotación muy repartido, sobre todo entre los titulares: 12 puntos para Facundo Piñero, 17 para el Penka Aguirre, 13 para Marcos Mata y, el máximo goleador, Dar Tucker con sus 24 unidades. El jordano tuvo una muy buena noche en el costado ofensivo y así lo demuestran las estadísticas: 66% en tiros de campo (8-12), 50% en triples (3-6) y un 83% en los tiros libres (5-6), siendo el jugador que más destacado en el conjunto azulgrana. Aunque también hay que resaltar el aporte de los relevos Esteban Batista y Luciano González. El pivot uruguayo contribuyó con sus 12 puntos y ocho rebotes, mientras que el escolta entrerriano aportó sus nueve unidades.

Así, el Cuervo venció a un rival directo de manera clara y gana en confianza para enfrentar los compromisos que se le vienen en este último mes del año. Tendrá que disputar tres partidos más de Liga Nacional (contra Ferro y La Unión de Formosa como visitante y ante Argentino de Junín en condición de local) y cerrará el año recibiendo en el Roberto Pando a Bigua, en la última fecha de la fase de grupos de la FIBA Champions League America.

  • Básquet, San Lorenzo