"La Vuelta a Boedo es una obsesión"

A horas de las elecciones, Marcelo Tinelli habló de lo que se viene si es elegido Presidente de San Lorenzo. Llegar a los 100.000 socios, la figura del Papa y la Vuelta a Boedo como una verdadera "obsesión".

Marcelo Tinelli habló con Diario Olé de cara a las elecciones del próximo sábado para elegir Presidente de San Lorenzo por los próximos 4 años. Reconoce que ahora sí se postula “tras acomodar sus horarios de la TV y hablarlo mucho con mi familia. Es más, reacomodé mis vacaciones que programadas pero las cambié porque si gano, quiero arrancar enseguida”.

En cuanto a la gestión que lo tuvo de Vicepresidente 1° y que va para los 7 años, entiende que “se hicieron muchas cosas buenísimas pero hay muchas cosas más para trabajar”, entre las cuales enumera “los predios de los cuales hay que ocuparse, consolidar la Vuelta a Boedo y apuntar a las relaciones internacionales, con un stand del Club para vender camisetas en la avenida principal del Vaticano, Via della Conciliazione, pegándonos a la imagen del Papa. Además, mejorar la atención al socio y por eso contratamos a Carlos Siffredi, que trabajó en Club de Amigos y el Enard. Quiero llegar a los 100.000 socios y para lograrlo hay que mejorar en infraestructura, captación y atención al socio, profesionalizando todas las áreas para mejorar”.

Mucho se habló en este tiempo del “poco peso en AFA y Superliga” de San Lorenzo y Tinelli tiene una decisión tomada respecto a esto, si es elegido Presidente: “Tenemos que volver a esos lugares de poder. Ya hablé con Mariano Elizondo (CEO Superliga) que si el 14 me eligen los socios, estaré en la próxima reunión de Superliga en febrero de 2020 como Vice 2°, cargo que tiene San Lorenzo.

Hablando de lo futbolístico, se lamentó por los procesos de Almirón y Pizzi en este 2019 pero ahora con Monarriz “estamos muy conformes, tiene un estilo marcado por haber trabajado con Coudet y está en todos los detalles, tanto él como Hugo Tocalli. Ojalá se pueda sostener porque quiero que sea el DT del proyecto que mezcle a buenos jugadores profesionales con los chicos de las inferiores que van subiendo”.

Dentro de ese proyecto del que habla, los Romero tienen un lugar preponderante y “ellos están muy contentos de estar en San Lorenzo y le dan un salto de calidad al equipo y yo estoy feliz de tenerlos en el club, son muy profesionales y me parece importante escuchar a los jugadores, saber que se sienten en su casa”.

Para cerrar, habló de la Vuelta a Boedo: “Hablé con Larreta, con Alberto Fernández y les dije que es una cuestión de estado. Me encantaría ser el Presidente que construya el estadio. Es una obsesión. Hay que explicarles el proyecto a los vecinos y que sepan que no es ‘solo una cancha de fútbol’. La semana que viene nos tenemos que reunir con gente de planeamiento para mover el expediente un poco y dejarlo listo para cuando la Legislatura vuelva a sesionar. Viajaré a China en enero o febrero y tal vez me acompañe Matías (Lammens), sería muy importante.

Hay que ver qué hacemos con el Nuevo Gasómetro y hablar con el Gobierno de la Ciudad por esto, pensando en el fururo estadio, además del naming y la economía paralela: el fútbol por un lado y el nuevo estadio en otro.

  • San Lorenzo, Tinelli