San Lorenzo ganó, gustó y goleó

Con autoridad y muy buenos momentos futbolísticos, San Lorenzo derrotó a Argentinos Juniors 3 a 0, goles de Gonzalo Rodríguez, Adolfo Gaich y Ángel Romero de penal. Gran partido del Ciclón ante uno de los punteros de la Superliga.
Dicen que no hay mai que dure cien años, que siempre que llovió paró y que algún día San Lorenzo dejó de perder todos los partidos. Dicen que se viene Pipo Gorosito, depuración en el plantel azulgrana y una mayor inserción de juveniles. Dicen muchas cosas, mientras tanto San Lorenzo volvió a ganar y al menos este fin de semana estaremos felices.
Esta tarde, San Lorenzo recuperó la memoria y se acordó de cómo debía jugar, en el segundo partido del interinato de Monarriz-Tocalli. Y lo hizo a todo trapo y como cualquier hincha lo quisiera: ganando, gustando y goleando. Bajo la conducción de Óscar Romero, el Ciclón generó riesgo desde el arranque y tras un centro del propio paraguayo encontró la cabeza del “indultado” Gonzalo Rodríguez para abrir el marcador. Al rato, la misma fórmula, con Romero como asistente para la cabeza letal de Gaich. Completó la trifecta, el hermano de Óscar, Ángel, quien de penal puso el 3-0 cuando no se había cerrado la primera parte.
El complemento estuvo de más. Argentinos fue más por vergüenza que por convicción y San Lorenzo aguantó los trapos sobre las barbas de Torrico para escuchar la portada final y celebrar al ritmo de un público que alentó toda la tarde y que dejó en claro que el “griten todos vamos, vamos los pibes” no es un deseo sino una realidad que necesita el equipo para volver a ser el que fue.
Volvió a ganar San Lorenzo y todo es alegría, máxime cuando la mano pintaba compleja. No importó el rival, simplemente se dio la vuelta de tuerca necesaria y los intérpretes precisos para lograrlo y el resultado decantó por sí mismo. No era tan difícil, ¿o sí?
  • Argentinos, Fecha 13, San Lorenzo, Superliga