El rol de la Subcomisión de Género en San Lorenzo

En una etapa de cambios tan importante, hablamos con Soledad Boufflet, integrante de la Subcomisión de Género de San Lorenzo, donde nos da su mirada sobre el trabajo de la misma, los objetivos y los avances ya logrados: "Estamos paradas en un lugar en el que un año atrás quizás no era ni pensado", dice.

Son cambios importantes los que atravesamos como sociedad, y no solo por la virtualidad o la “nueva normalidad” que nos dejará la post pandemia. Por eso, desde San Lorenzo Primero hablamos con Soledad Boufflet, parte importante de la Subcomisión de Género del club, para que nos cuente sobre todo lo que se ha trabajado en estos tiempos de pandemia, los nuevos contratos profesionales en el club ante casos de violencia y más:

¿Cómo nace la Subcomisión de Género?
Es un espacio relativamente nuevo, si bien se vienen haciendo muchas cosas. Empezamos a trabajar hace ocho meses, de los cuales cinco fueron en pandemia. En diciembre se conformó la Subcomisión, aunque algunas participantes nos conocíamos desde antes y precisamente veníamos empujando para avanzar en la materia. Recordemos que desde el año pasado se garantizó el cupo femenino para las elecciones de Comisión Directiva,
Comisión Fiscalizadora y Asamblea de diciembre. Así que ya nos veníamos encontrando para charlar lo que fue esa medida y ese trabajo se terminó materializando en la conformación de una subcomisión para poder generar acciones concretas desde ahí.

¿Qué rol tiene la Subcomisión?
Tiene como acción madre el Protocolo de Prevención y Acción Institucional contra la Violencia de Género. El protocolo se aprobó en febrero y de alguna manera se convirtió en nuestra ley interna: de ahí se desprenden varias de las acciones que se fueron pensando. Uno puede hacer acciones para prevenir y erradicar. En ese sentido a lo que se apunta es que frente a cualquier situación que pudiera sucederse, podamos tener acciones concretas a desarrollar; pero también poder prevenir esas situaciones de violencia. La primera acción fue el Protocolo y desde ahí se empezaron a pensar las capacitaciones en la materia y todo lo demás, con un fuerte acompañamiento de la Comisión Directiva.

¿Cuál es la finalidad del Protocolo?
El protocolo tiene como fin prevenir y erradicar las situaciones de violencia de género que pudieran ocurrir en el ámbito del club, y en ese sentido tiene como principios rectores la no re-victimización, el respeto y la privacidad, la celeridad del procedimiento y la confidencialidad.
Lo que el protocolo prevé teniendo en cuenta esto es la creación de una Oficina de Género para acompañar y asesorar también a víctimas de violencia de género en el ámbito del club. No estamos hablando de San Lorenzo como espacio físico, sino de cualquier situación que pueda ocurrir en cualquier otro espacio (fuera del club), pero en la que la institución se vea implicada. Además el protocolo incluye una línea de capacitaciones para poder pensar en
términos de perspectiva de géneros a todo el club. Esto está muy asociado a lo que es la Ley Micaela a nivel estatal, e implica entender que el ejercicio de la violencia en todos sus tipos y modalidades nos puede atravesar como institución deportiva.

Sé que algunas de las propuestas que se hicieron en esa primera reunión de febrero se vieron truncadas por la pandemia, pero en las capacitaciones pudieron avanzar porque la virtualidad lo permite. ¿Cómo son esas capacitaciones?
La capacitación en perspectiva de géneros es para todas y todos los empleados del club y comienza por abordar cuestiones básicas respecto de la materia, como es la distinción entre sexo y género, los estereotipos y roles que se nos asignan socialmente por nuestro sexo biológico y el funcionamiento del sistema patriarcal. En segunda instancia se aborda la violencia de género como problemática, haciendo hincapié en la Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales, los tipos y modalidades de la violencia, y las formas visibles e invisibles, explícitas y sutiles en las que se presenta; y hace un recorrido por ejemplos concretos en el fútbol y los medios deportivos. En última instancia, la capacitación explica la intencionalidad del Protocolo, menciona cuáles son los logros de la institución desde el cupo femenino en adelante y detalla los desafíos a futuro.

¿Cómo vienen trabajando en este contexto adverso de pandemia?
Básicamente tuvimos dos meses de trabajo sin pandemia, así que fue todo un desafío. Habíamos previsto algunas acciones concretas desde antes y no se pudieron realizar todavía. La puesta en funcionamiento de la Oficina de Género es una. Después pensamos en la instalación de un banco rojo (para visibilizar los femicidios) en el Polideportivo de Boedo. Eso está todo preparado para poder hacerlo, pero será post pandemia. Y también
veníamos pensando en instancias como charlas con personalidades importantes en lo que
hace a la perspectiva de géneros. Fue una dificultad la pandemia, pero también una posibilidad. Porque, por ejemplo, estamos dando entre dos y tres capacitaciones por semana y eso nos lo permite la virtualidad. Desde
fines de mayo venimos con ese ritmo. El protocolo prevé 18 meses para desarrollar todas las capacitaciones, así que venimos avanzando a un buen ritmo.

San Lorenzo incluyó una cláusula contra la violencia de género en este mercado de
pases. ¿De qué se trata?
Veníamos trabajando desde hace tiempo en este punto porque lo cierto es que el proceso era largo: había que pensar la propuesta, tenía que pasar por los abogados del club, porque lo cierto es que desde las instituciones no podemos juzgar más de lo que puede juzgar la justicia. Fue un camino largo que se pudo concretar. Y lo que prevé básicamente, tanto para nuevas incorporaciones como para renovaciones de contrato, es que ante la posible
imputación de algún futbolista en una causa penal por violencia de género, se lo pueda separar del plantel hasta tanto se resuelva la situación judicial; y si llegara a ser condenado por ese delito, San Lorenzo puede rescindir ese contrato sin tener que abonar ningún tipo de resarcimiento económico. La idea es no encontrarnos en la situación de tener que accionar con el diario del lunes, sino poder prever y tener un fundamento a la hora de actuar
frente a un hecho de esta naturaleza.

¿Qué objetivos tienen en el corto o mediano plazo?
Lo primero es poder continuar con las capacitaciones, que iniciamos con la Comisión Directiva, pero ya pudimos hacerla con las y los profesores, médicos, empleados, la gerencia; porque más allá de ser un primer escalón que permite visibilizar la problemática, lo que también se empieza a generar es un puente entre la Subcomisión y toda la gente que es parte del club. Después ojalá podamos poner en funcionamiento la Oficina pronto. Y también nos encontramos pensando en que la estrategia comunicacional del club sea definida y planificada en perspectiva de géneros, que más mujeres sean parte de la masa societaria porque creemos que el porcentaje de socias no refleja la cantidad real de hinchas mujeres. Y por otra parte, como desafío, también nos gustaría que haya cambiadores en
todos los baños del estadio, o que haya baños mixtos con cambiadores.

¿Cuánto crees que se ha avanzado en el fútbol respecto a la materia?
La marea avanza y creo que es el momento de los clubes. Si miramos para atrás y no muy para atrás, no teníamos la cantidad de acciones que tenemos. Estamos paradas en un lugar en el que un año atrás quizás no era ni pensado. Y no hablo por San Lorenzo solamente, son muchos los clubes que están dando pasos adelante en este sentido. El 28 de junio pasado vimos a la gran mayoría de los clubes y también a la Asociación del Fútbol Argentina levantar la bandera de la diversidad. Y más allá de la foto, es un mensaje inmenso. Cada escalón es un logro colectivo y no hay vuelta atrás. Si bien el camino es largo porque venimos de años de desigualdad y de violencia en estos espacios y este
momento aparece como bisagra para transformar eso.

l

Más noticias

Pese a la lluvia, hubo fútbol en San Lorenzo

Luego de suspenderse el amistoso ante Argentinos Juniors por las condiciones climáticas, Mariano Soso decidió hacer un poco de fútbol.

Todos negativos en la Reserva

Los dirigidos por Diego Monarriz ya conocen los resultados de los testeos realizados el último viernes, aún resta que tres futbolistas se lo hagan, pero el lunes luego de varios meses de espera vuelven a los entrenamientos.

Fútbol

Hoy llega Alexis Castro a la Argentina

El ex volante de Tigre abandonó Tijuana y regresó a Argentina. Deberá cumplir con las dos semanas de cuarentena y, en principio, presentarse a entrenar en la Ciudad Deportiva. ¿Se quedará?

Básquet

El lunes vuelve a entrenarse el básquet azulgrana en el Pando

Tras la autorización del Jefe de Gabinete de Ministros y el Ministro de Salud de la Nación, los entrenamientos para equipos profesionales quedaron habilitados bajo un estricto protocolo sanitario. El Ciclón volverá a las canchas luego de seis meses de inactividad.

l

Lo más leido

" alt="Los representantes de San Lorenzo debutaron en Roland Garros">

Deportes

Los representantes de San Lorenzo debutaron en Roland Garros

Juan Ignacio Londero, Nadia Podoroska y Federico Coria avanzaron a la segunda ronda en París.

" alt="Este lunes, testeos para el futsal de San Lorenzo">

Fútbol

Este lunes, testeos para el futsal de San Lorenzo

Este lunes y en Ciudad Deportiva, todo el Futsal masculino de San Lorenzo se someterá a los testeos correspondientes para el martes retomar los entrenamientos en Boedo.

" alt="San Lorenzo completó una nueva semana de pretemporada">

Fútbol

San Lorenzo completó una nueva semana de pretemporada

El Ciclón finalizó otra semana de trabajo en la Ciudad Deportiva a la espera del reinicio de la actividad oficial en la Argentina. Enterate de lo que pasó y de lo que se viene a partir del lunes.