El camino a la gloria eterna

A 6 años de la noche soñada por todos los hinchas de San Lorenzo, reviví el paso a paso rumbo a la consagración en la Copa Libertadores 2014.

San Lorenzo llegó a la Copa Libertadores como campeón del Torneo Inicial 2013 de la mano de Juan Antonio Pizzi, quién partió al poco tiempo de esa consagración para dirigir al Valencia de España. Ya con Edgardo Bauza en el banco, inició su camino hacia la gloria eterna el 11 de febrero de 2014 en el temible Maracaná de Rio de Janeiro ante Botafogo. El resultado fue el peor posible: derrota por 2-0 ante el Fogão, inicio con dudas.

El once que dispuso El Patón para el estreno continental fue: Torrico; Buffarini, Cetto, Gentiletti, Mas; Kalinski, Mercier, Ortigoza, Piatti; Correa y Blandi. Los goles fueron de Juan Carlos Ferreyra a los 30 del primer tiempo y de Wallyson a los 7 del complemento.

Por la segunda fecha de la fase de grupos, llegó la recuperación. En condición de local, El Ciclón venció 1-0 a Independiente del Valle de Ecuador el 27 de febrero y sumó su primera victoria en la copa. El gol lo anotó Ángel Correa y el once de aquella noche fue: Torrico; Buffarini, Valdes, Gentiletti, Más; Ortigoza, Mercier; Villalba, Correa, Piatti; Matos.

El 12 de marzo volvió a jugar en condición de local, pero esta vez obtuvo un resultado adverso. Los Matadores se pusieron 1-0 a los 21 minutos del primer tiempo con gol de Mauro Matos tras una gran jugada de Correa y una serie de rebotes, pero a los 38 del complemento Gustavo Canales marcó el 1-1 definitivo para la incertidumbre azulgrana. El equipo del Patón salió con Torrico; Buffarini, Valdés, Gentiletti, Mas; Romagnoli, Mercier, Ortigoza, Piatti; Correa; Matos.

El empate de local fue un mazazo, pero lo peor estaba por venir: nuevamente la Unión Española de Chile y nuevamente Gustavo Canales, que anotó el único gol del encuentro a los 21 minutos del complemento en el estadio Santa Laura de Santiago. El once del Patón aquel 20 de marzo fue: Torrico; Cetto, Fontanini, Gentiletti; Buffarini, Ortigoza, Mercier, Mas; Villalba, Matos y Blandi.

San Lorenzo complicaba sus posibilidades de clasificación a octavos de final y debía viajar a la altura de Quito para intentar sacar un buen resultado ante el siempre complicado Independiente del Valle una semana más tarde.

Ya en Ecuador, El Ciclón se puso en ventaja con gol de cabeza de Nicolás Blandi a los 12 minutos del segundo tiempo tras un gran centro de Ángel Correa. El equipo de Bauza se traía tres puntos de oro de la altura Quiteña pero en la última jugada de la noche, pasados los 93 minutos de partido, Más bajó en el área a Guerrero y el conjunto local logró rescatar un empate tras la buena ejecución de Junior Sornoza. Finalizado el encuentro, el plantel azulgrana enfurecido por el penal cobrado a último momento, se enfrentó con el juez y la policía.

La formación inicial fue: Torrico; Buffarini, Fontanini, Gentiletti, Más; Romagnoli, Mercier, Kalinski, Piatti; Correa, Blandi.

El 9 de abril, la única opción era el milagro. El líder del grupo era la Unión Española con 9 puntos, lo seguía Botafogo con 7 mientras que San Lorenzo e Independiente del Valle compartían el tercer puesto con 5 unidades. El Ciclón necesitaba vencer al conjunto brasileño y que el club chileno le gane al ecuatoriano, de no ser así, empezaría la locura de la diferencia de gol. Acostumbrado a sufrir, el equipo del Patón Bauza salió a un Nuevo Gasómetro repleto con el siguente once: Torrico; Buffarini, Valdés, Gentiletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Piatti; Correa y Matos.

A los 28 minutos del primer tiempo llegó el primer gol del Ciclón: Villalba puso el 1-0 tras un bombazo desde afuera del área, que se desvió en un rival y dejó sin posibilidades al arquero Jefferson. Mientras tanto, en Chile, Unión Española e Independiente del Valle empataban 1-1, el gol de Tito le daba el pasaje a octavos de final a San Lorenzo.

En Santiago, el conjunto ecuatoriano vencía 2-1 y obligaba al equipo de Bauza a marcar nuevamente. A los 8 minutos del complemento, Nacho Piatti la encontró tras un rechazo fallido de un defensor brasileño y la metió abajo contra el palo izquierdo. 2-0 y, de momento, clasificación por diferencia de gol. Fue exactamente ahí cuando, cruzando la cordillera de los andes, se desató la locura.

A falta de 4 minutos para el final de ambos partidos, Independiente del Valle vencía a Unión Española por ¡5-4!, lo que obligaba a los cuervos a marcar otro gol para lograr el pasaje a los octavos de final. Lo tuvo Mauro Matos, que eludió al arquero y, con poco ángulo para definir, estrelló la pelota en la parte externa de la red.

A los 88, cuando moría el partido, fue el mismo Matos quién la peinó para que Piatti, que venía en velocidad, le rompa el arco a Jefferson y haga delirar a absolutamente todos los hinchas. A falta de 2-0, tras una batalla de goles en el otro encuentro, San Lorenzo obtenía el gol de ventaja que le permitiría acceder a la siguiente ronda.

San Lorenzo clasificó y obtuvo el puesto 15 de 16 en la tabla general de primeros y segundos. Por la organización de aquel entonces, tuvo que enfrentar al segundo mejor primero: Gremio de Brasil, que se impuso en el grupo 6 con 14 puntos. Por la ubicación en la que quedó el equipo de Bauza, tenía que definir todas sus series en condición de visitante salvo con un equipo, el único que quedó por debajo.

En la ida, el 23 de abril, El Ciclón se impuso por 1-0 con gol de Ángel Correa a los 6 minutos del segundo tiempo. Si bien la ventaja era chica, una nueva copa había arrancado y las ilusiones estaban renovadas de cara al segundo partido.

El 30 de abril en Porto Alegre El Ciclón se jugaba una parada bravísima ante un equipo que de local se hacía muy fuerte. Desde el primer minuto, el tricolor salió a buscar el partido y a los 10 minutos, Julio Buffarini salvó a San Lorenzo de lo que podría haber sido el primero del conjunto brasileño.

El equipo de Bauza lo aguantó hasta los 39 del segundo tiempo, dónde un centro desde la derecha encontró a Dudú abajo del arco, que mandó el encuentro a los penales.

“¿Para que? Si ya ganamos…”, exclamó El Patón en el tunel camino al vestuario. El entrenador, convencido, se iba sin ver la tanda de penales. En dicha definición, Sebastián Torrico se hizo enorme atajando dos y Buffarini, que había salvado al equipo apenas arrancado el encuentro, firmó el pasaje a los cuartos de final.

En los cuartos de final aguardaba el dificilísimo Cruzeiro de Brasil, que venía de eliminar a Cerro Porteño en Asunción. La ida se jugó el 7 de mayo en un Nuevo Gasómetro que explotaba.

A los 19 del segundo tiempo, un centro frontal de Ortigoza encontró la cabeza de Santiago Gentiletti, que agarró a contrapierna al arquero Fabio y puso el 1-0 final. El Ciclón viajaba a Belo Horizonte con una ventaja mínima, igual que en la serie de octavos de final. El once de aquella noche fue: Torrico, Buffarini, Valdés, Gentiletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Piatti; Correa, Matos.

En el Mineirao El Ciclón formó con: Torrico, Buffarini, Valdés, Gentiletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Piatti; Correa, Matos. Si bien la iniciativa fue del local, San Lorenzo cerró la mitad de la cancha y logró recuperar la pelota para iniciar ataques. A los 9 del primer tiempo, Ortigoza recuperó en la mitad de la cancha, Buffarini la jugó profunda para un Tito Villalba que estaba encendido, encaró, la jugó al medio y ante la floja respuesta de la defensa del conjunto brasileño, Matos se la dejó servida a Nacho Piatti para el 1-0 que le daba calma a Boedo.

A falta de 20 minutos, Dagoberto centró para Bruno Rodrigo y Cruzeiro empató el partido. Le sirvió de poco, ya que necesitaba dos goles más y el tiempo se agotaba. El equipo de Bauza se quedó con la serie, eliminó a su tercer equipo brasileño en fila y debía aguardar al parate por el mundial para afrontar las semifinales.

Solamente 10 días después de aquel maldito gol de Mario Götze en el Maracaná, El Ciclón se empezaba a jugar la historia: recibía al Bolivar en condición de local por el primer partido de las semifinales de la Copa Libertadores.

Los nervios que se venían acumulando desde hacía dos meses, se liberaron a los 5 minutos de partido. Centro de Romagnoli, muy mala salida de la defensa boliviana y cabezazo de Mauro Matos para el 1-0. A los 27 de la primera parte, otro centro del Pipi y otra floja respuesta de la última línea del Bolivar decantaron en el 2-0, que salió de la cabeza de Emmanuel Mas.

A los 26 minutos del segundo tiempo, Mercier recuperó en la mitad de la cancha y arrancó. Intentó profundizar con Cauteruccio pero un rechazo al medio le dejó el gol servido. 3-0 y delirio azulgrana. Tres minutos más tarde, en una noche dónde al equipo de Bauza le salió absolutamente todo bien, Buffarini probó de afuera del área y puso el 4-0. Faltando cuatro minutos para el final, El Pitu Barrientos metió un gran centro para la cabeza de Más, que se anotó un doblete y puso el 5-0 definitivo.

San Lorenzo tenía un pié y medio en la final de América y se había convertido en el equipo que más goles marcó en una semifinal de Copa Libertadores.

El 30 de julio San Lorenzo jugó uno de los partidos más tranquilos de la copa. Aunque debía hacerle frente a la altura de La Paz, el rival no dio la talla y solamente ganó 1-0, con un gol de Gerardo Yecerotte a pocos minutos del final.

El equipo que selló el pase a la tan ansiada final fue: Torrico; Prosperi, Cetto, Gentilletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Piatti, Romagnoli; Blandi.

Llegó el 6 de agosto. Éxodo azulgrana rumbo a Asunción para la final de ida contra el desconocido Nacional de Paraguay. El once de Bauza para la primer cita: Torrico; Buffarini, Fontanini, Gentilletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Piatti, Romagnoli; Matos. Dicho por los propios protagonistas: “El mejor partido de la copa”.

San Lorenzo se puso en ventaja a los 21 del segundo tiempo por medio de Mauro Matos, que enganchó de volea un centro de Tito Villalba. Cuando ya pensábamos en la vuelta, llegó el baldazo de agua helada: Nacional llegó al empate en la última jugada de la noche. Centro frontal, la peinaron y Santa Cruz puso el 1-1. El gol de visitante era importante, pero la presión era toda para El Ciclón.

Y llegó el día. 13 de agosto de 2014. No quedaban palabras. Torrico; Buffarini, Cetto, Gentilletti, Mas; Villalba, Ortigoza, Mercier, Romagnoli; Cauteruccio y Matos fueron los elegidos por Bauza para iniciar el partido más importante de la historia del club.

En el primer tiempo, Nacional tuvo situaciones más claras, de hecho llegó a estrellar una pelota en el palo. A los 34 de la primera mitad, la historia se empezó a terminar de escribir. Centro de Romagnoli, tras una serie de rebotes le quedó a Martín Cauteruccio, que intentó volver a meterla para que alguien la busque de cabeza, pero la mano de Coronel se impuso y San Lorenzo tenía un penal a favor.

A los 35:51 de la parte inicial explotaron los corazones azulgranas: Ortigoza ejecutó de forma magistral y puso el 1-0 que terminaría siendo definitivo.

Kalinski se la llevó al córner mientras todos lloraban y pedían la hora, San Lorenzo entraba en la historia grande del fútbol continental, se sacaba la espina, festejaba como nunca antes. Pitó el brasileño Sandro Ricci. La gesta estaba completa: milagro en fase de grupos, tres brasileños eliminados en el camino, goleada histórica en semifinales y consagración en casa. San Lorenzo campeón de América, desde aquel 13 de agosto y para siempre.

l

Más noticias

Fútbol

San Lorenzo piensa en Gimnasia

Los dirigidos por Mariano Soso tendrán este miércoles su primer partido amistoso luego del parate por la llegada de la pandemia y el entrenador azulgrana ya tendría definido a los once que jugarían para los titulares.

Fútbol

Segundo amistoso para Soso y sus dirigidos

Luego de lo que será el primer cotejo de San Lorenzo tras el parate por la pandemia frente a Gimnasia este miércoles en el Pedro Bidegain, el conjunto azulgrana disputará su segundo partido amistoso frente a River.

Fútbol

Los Romero confirmados para las eliminatorias con Paraguay

Ángel y Óscar Romero fueron citados para los partidos que Paraguay deberá afrontar por las Eliminatorias pensando en Qatar 2022.

Fútbol

¿Viene Diego? ¿Cómo se prepara Gimnasia para visitar a San Lorenzo?

La presencia de Diego Maradona en el banco de suplentes visitante no está confirmada pero tiene muchas ganas de estar este miércoles en el Nuevo Gasómetro. Con dos refuerzos y manteniendo gran base del plantel previo a la pandemia, GELP tiene todo listo para jugar ante San Lorenzo.

l

Lo más leido

" alt="San Lorenzo le pagó a Carrefour">

Fútbol

San Lorenzo le pagó a Carrefour

Desde el Club comunicaron que se le abonó a la empresa la 3era y parte de la 4ta cuota que estaban estipuladas en el acuerdo de compra-venta.

" alt="Marcelo Tinelli: “Me encantaría que el estadio esté antes del fin de la gestión”">

Institucional

Marcelo Tinelli: “Me encantaría que el estadio esté antes del fin de la gestión”

El presidente de San Lorenzo contó cuáles son los avances sobre la Vuelta a Boedo y dijo que el proyecto “no tiene precedentes en el país”.

" alt="Nuevo caso de coronavirus para un ex San Lorenzo">

Fútbol

Nuevo caso de coronavirus para un ex San Lorenzo

Tras saberse los positivos de varios futbolistas y entrenadores que pasaron por el conjunto azulgrana, se dio la noticia de que Walter Kannemann es otro que lamentablemente se suma a la lista.

" alt="Marcelo Tinelli: “Lo de Ángel Romero y Herrera fue un accidente”">

Fútbol

Marcelo Tinelli: “Lo de Ángel Romero y Herrera fue un accidente”

El Presidente se refirió a la jugada entre Herrera y Ángel Romero y de todo lo que se generó posteriormente. ¿Cómo está el plantel? ¿Qué pasa con Soso? “En dos meses lo vamos a tener a Andrés nuevamente”, dijo.