Cochería SL, como siempre resucitando muertos

En otra paupérrima actuación, San Lorenzo volvió a perder. Esta vez, quien se aprovechó de la “generosidad” azulgrana fue Atlético Tucumán quien tras 42 años derrotó al Ciclón 1-0. Lamentable presentación de un equipo que ya dio muestras acabadas de que cumplió un ciclo, tanto en relación con el DT Diego Aguirre como con la mayoría del plantel.

Pecaría de redundante y me cansa hacerlo pero esto ya no da para más. Por ser políticamente correcto diría que estoy fastidiado de caer ante equipos del montón, rivales integrados por un sinfín de jugadores ignotos y con escasa trayectoria dentro del deporte. Pero es lo que hay y hay que aceptarlo. San Lorenzo pierde con cualquiera porque es un equipo tanto o más mediocre que los demás. Desde el desconcierto y la incoherencia de su entrenador, incapaz de discernir entre juvenil que pide pista, una promesa que hizo y hace méritos por lograr un lugar entre los concentrados (Marcos Senesi, Lautaro Montoya, por ejemplo) y un jugador próximo a colgar los botines. El mismo caprichoso Aguirre, el que se empecina por conservar un sistema de juego vetusto, oxidado y que pide una actualización, un recambio.

San Lorenzo es eso y se acostumbró a perder con cualquiera. Da bronca, impotencia y saca lo peor de uno con tan sólo verlo jugar. Porque los que están en la cancha se arrastran, porque los que ingresan aportan poco y nada, porque los que quedan en el banco no hubieran hecho nada tampoco. El presente es preocupante pero más lo es lo que se viene. Cada semana más lejos del puntero del torneo local, Boca Juniors, sostenido de un hilo de la Copa Libertadores, calculadora en el bolsillo, ya nadie aventura una hipotética clasificación a un torneo internacional. ¿Para qué? ¿Para quedar afuera en primera fase? Es la triste realidad a la que nos acostumbraron estos jugadores que no ven más que en sus propios intereses personales. Ni siquiera tienen la hidalguía de salir por la puerta grande, pretenden irse por la ventana pero con los bolsillos llenos.

En Tucumán, en este día de Pascua, nos robaron dos horas para estar con la familia. Y nos amargaron. Porque a cambio no nos dieron nada. De hecho, ni siquiera tuvieron la delicadeza de dejar la vida en la cancha, son impresentables. Sinceramente, no me los banco más. Ni a Torrico regalar un insólito córner que derivó en el gol de Zampedri que cabeceó sin saltar, a Coloccini que se arrastra por la cancha ya que no puede parar ni al colectivo, a Caruzzo que descuidó la marca y de allí llegó el tanto del Decano, a Ortigoza que juega cuando quiere y que se preocupa más por arreglar su contrato que por ganarle al adversario, a Belluschi que no puede hacer un pase a dos metros, a Bergessio que se quejó por no jugar y cuando entra no la toca. Párrafo aparte para los últimos supuestos refuerzos, Corujo y Botta, dos jugadores que deberían devolver hasta el último peso que desembolsó el club desde su llegada si tuvieran un poco de dignidad.

Atlético ganó con autoridad y con lo justo. No tiene demasiado, sí enjundia y convicción a la hora de golpear a un rival sin sangre ni vergüenza. A pesar de algún leve intento, San Lorenzo jamás inquietó a Luchetti. Tampoco terminó acorralando al rival sobre su propio campo, para hacerlo hubiera hecho falta huevos, circunstancia que este plantel dejó en claro que no tiene y si los tuviera, los disimula a la perfección.

Señores dirigentes: no sé si el tema pasa por decirle basta a Diego Aguirre. Lo que nadie tiene dudas es que hay que limpiar el plantel, no hay otra. Aplausos, besos y medallas para aquellos jugadores que quedarán en el recuerdo por la obtención de la Copa Libertadores del 2014. Pero ya pasaron casi 3 años desde aquella conquista. Más allá de la Supercopa Argentina, goleada 4-0 ante Boca, todo lo que San Lorenzo jugó, lo perdió. Hace falta otro plantel, se impone una renovación total y un mayor compromiso con aquellos purretes que demostraron ganas y deseos de superación. Terminémosla con este hábito nocivo de traer jugadores que están camino al retiro por el sólo hecho de haber pasado por la institución en algún momento. Hay que valorar el presente de los pibes por encima de la portación de trayectoria. Caso contrario, seguiremos maldiciendo al aire como esta tarde…

l

Más noticias

Fútbol

El brazalete de capitán pedirá por la rezonificación

El Torito Rodríguez saltará al campo de juego con un mensaje claro en su brazalete: si a la Ley de Rezonificación.

Fútbol Profesional

Debutó Matías Palacios como titular en el Basilea con derrota por 3-1

El juvenil tuvo su debut con la camiseta del conjunto suizo, 15 días después de haber arribado al país. Fue derrota 3-1 ante el St. Gallen y está a 18pts. del Young Boys, cómodo líder que incluso puede estirar la diferencia.

Fútbol

¿Un guiño azulgrana del Papu Gómez?

El volante ofensivo nombrará de una forma particular al restaurante que abrirá próximamente en Bérgamo.

Fútbol Profesional

Después de un triunfo agónico, así llega Central Córdoba al encuentro contra San Lorenzo

Tras dos fechas de la Copa de la Liga Profesional, el Ferroviario cosechó una victoria y una caída, al igual que el Ciclón.

l

Lo más leido

" alt="Goleada y Bicampeonato">

Futsal

Goleada y Bicampeonato

Con un segundo tiempo impecable, el equipo de futsal venció a Newell’s en la final de la Supercopa Argentina y se consagró bicampeón del torneo. “Somos campeones por la humildad, trabajo y compromiso de todos”, indicó uno de los protagonistas.

" alt="Las Santitas campeonas">

Futsal

Las Santitas campeonas

Las chicas del futsal de San Lorenzo comenzaron el domingo de la peor manera, pero supieron reponerse para dar vuelta el resultado y consagrarse en la final de la Supercopa Argentina 2021.

" alt="La tenencia sin sentido">

Fútbol

La tenencia sin sentido

San Lorenzo perdió por goleada como local ante Central Córdoba y las estadísticas marcan el claro reflejo de un partido donde nunca incomodo al rival.

" alt="Diego Dabove: “El déficit más grande que tiene el equipo es lo anímico”">

Fútbol

Diego Dabove: “El déficit más grande que tiene el equipo es lo anímico”

El entrenador de San Lorenzo habló en conferencia de prensa luego de la derrota por 4 a 0 contra Central Córdoba en el Nuevo Gasómetro y calificó al partido como “una noche negra”.