A un año de que la obsesión se convirtiera en realidad...

¡Cómo pasa el tiempo, gente! Todavía siento la emoción incontrastable del penal más festejado en la historia del fútbol mundial. No exagero, cuervo, para mí es así y lo va a ser por el resto de los días. Allá va Ortigoza rumbo el balón, la gente paralizada en un Bidegain donde no cabe ni medio alfiler. El Gordo que se frena y ajusticia a la red desatando la alegría de la hinchada del Ciclón. No importa que el que esté a mi lado sea un desconocido, ¿qué más da? Me abrazo con todo ser vivo que tengo a mi alcance, comenzando por mis hijos que jamás sabrán lo que es padecer una sequía de más de cuarenta años sin esta caprichosa Copa. Lo vivo, lo siento, lo recuerdo y lo puedo repetir a diario, como todos, por eso hoy no lo tomo como un día más. Hoy es el día.

Ya pasó un año de la obtención del título más importante en la historia de San Lorenzo de Almagro: la Copa Libertadores de América. Fue un logro que se hizo desear por más de 50 años, más precisamente desde aquella primera edición disputada en 1960. En esa oportunidad hubo tan sólo siete participantes y fueron Bahía (Brasil), Jorge Wilstermann (Bolivia), Millonarios (Colombia), Olimpia (Paraguay), Peñarol (Uruguay), Universidad de Chile (Chile) y justamente San Lorenzo el representante argentino tras la conquista del título del 59. Venezuela, Perú y Ecuador no asistieron a la competencia. Paradójicamente y a pesar de la escasez de equipos, San Lorenzo despreció esto novedoso torneo y quedó en el camino en instancias de semifinales a manos de Peñarol. Tras haber igualado en Montevideo (1-1) y en el estadio de Huracán, sin goles, el entonces presidente del Ciclón Alberto Bove, vendió la localía al Carbonero y el definitivo encuentro se trasladó al Centenario. La historia es por demás conocida: Peñarol ganó 2 a 1 (tantos del goleador histórico de la Libertadores, Alberto Spencer). El “Nene” Sanfilippo había igualado transitoriamente. Luego el elenco uruguayo se transformaría en el primer campeón continental.

Como un castigo divino por la negligencia dirigencial de aquel momento, San Lorenzo nunca más coqueteó con la Copa. De hecho, tan sólo accedió a semis en 1973, 1988 hasta el 13 de agosto de 2014.

Por eso es que la procesión santa se vivió como pocas veces para el soberano pueblo de Boedo. Fueron años y años de gastes y cargadas de algunos que tienen espalda para hacerlo pero que no por eso se aceptaron de buena gana. Lo peor fue el chapeo de equipos de barrio que tuvieron una ráfaga de fortuna en su limitada historia y que aprovecharon cada vez que pudieron, echar en cara su conquista continental. Quizá por eso, tal vez por la deuda pendiente –casi enquistada- que el final del partido ante los paraguayos, se hizo sentir como un desahogo, un alivio que redimía a la historia y que se congraciaba con San Lorenzo.

Torrico, Buffarini, Cetto, Gentiletti, Mas, Mercier, Ortigoza, Villalba, Romagnoli, Matos, Cauteruccio fue el once que puso en cancha Edgardo Bauza y saldrán de la memoria cuando cualquier sanlorencista rememore esta intachable fecha. Luego ingresarían Kannemann, Verón y Kalinski para cerrar el capítulo más feliz de los 107 años en la historia del club, San Lorenzo campeón de la Copa Libertadores. Nadie jamás se olvidará de la magia de Piatti ni de los goles de Correa, ni del resto del plantel. Todos ya forman parte de un éxito desmedidamente incomparable de los que hasta ahora engalanan las vitrinas. Se hizo desear, pero finalmente se logró. Ya transcurrió un año desde este hito que le puso un paño de justicia a la cuestión. ¡Salud, campeones!

l

Más noticias

Noticias Generales

El arquero italiano que desea la vuelta a Boedo

Emiliano Viviano supo defender los tres palos de grandes equipos de Italia, Portugal e Inglaterra. Con 34 años y actualmente en el Fatih Karagümrük de Turquía, demostró su cariño con Boedo en las redes sociales.

Fútbol

Buenas noticias para Andrés Herrera

Se conocieron los primeros resultados de los estudios del lateral y, en principio, no tendría que ser intervenido por la fractura del peroné de la pierna izquierda.

Futsal

Cuarta baja para el futsal

San Lorenzo sufrió una nueva baja en el plantel del fútbol de salón a causa de la pandemia. Enterate de quién se trata.

Fútbol

Mariano Soso mantiene su postura

Luego de lo ocurrido el último viernes en el entrenamiento de San Lorenzo entre Andrés Herrera y Ángel Romero, el entrenador azulgrana tomó la decisión de apartar al paraguayo por el lapso de una semana. Pese a la foto entre los hermanos y el lateral, el DT volvió a dejar trabajando a un lado al atacante del CASLA.

l

Lo más leido

" alt="Alexander Díaz se suma a los trabajos">

Fútbol

Alexander Díaz se suma a los trabajos

Son muy buenas las noticias para el juvenil y Soso, que desde la próxima semana podrá contar con el atacante. Además, Nicolás “Uvita” Fernández ingresa en los últimos meses de recuperación.

" alt="El Gobierno Nacional aprobó la vuelta a los entrenamientos del básquet">

El Gobierno Nacional aprobó la vuelta a los entrenamientos del básquet

El Poder Ejecutivo Nacional, a través de la Decisión Administrativa 2020-1741, autorizó a que los equipos que participen de la próxima Liga Nacional comiencen a entrenarse a partir de la publicación de la misma en el Boletín Oficial.

Foto: Prensa Libre" alt="Luis Suárez: “De San Lorenzo no me llegó nada, una lástima”">

Fútbol

Luis Suárez: “De San Lorenzo no me llegó nada, una lástima”

El delantero uruguayo se refirió a los dichos que se hicieron desde Boedo cuando se hablaba de su salida del Barcelona en este mercado de pases.

" alt="Rivadeneira deja atrás el Covid-19 y se suma al grupo este jueves">

Fútbol

Rivadeneira deja atrás el Covid-19 y se suma al grupo este jueves

El arquero era el último caso de Covid-19 que tenía el plantel de San Lorenzo hasta este momento y luego de los estudios cardiológicos de rutina, este jueves se suma a trabajar con el grupo y queda a las órdenes de Mariano Soso.